Gobierno mantiene propuesta de regresar a clases presenciales en marzo

Cortesía

El Ministro de Educación Aristóbulo Istúriz confirmó este lunes 22 de febrero que el ejecutivo nacional mantiene el planteamiento de programar el retorno a clases presenciales en el mes de marzo.

Aunque todavía no dio una fecha definitiva sobre la reapertura de los planteles, Istúriz confesó que en los últimos días se han reunido con varios sectores como AVEC, ANDIEP y Jefes de Zonas Educativas para ir diseñando el esquema de bioseguridad para el retorno.

Extraoficialmente se conoció que la fecha para el reinicio de las actividades académicas podría ser a mediados de marzo, justo cuando se cumpla un año de la declaratoria de la cuarentena en Venezuela tras la aparición de la pandemia del Coronavirus.

Por otro lado, fuentes vinculadas a la Asociación Venezolana de Educación Católica, AVEC, han señalado que entre los planteamientos que le han hecho al Ministerio para garantizar un regreso seguro están los de contar con condiciones óptimas de trabajo para los docentes, lo que incluye sueldos y salarios justos, infraestructuras limpias y con presupuesto para su óptimo funcionamiento.

También proponen garantizar productos de bioseguridad para los estudiantes y el personal en las escuelas, lo cual pasa porque se prevea también el servicio de agua potable.

Otro de los planteamientos tiene que ver con la incorporación progresiva de los estudiantes bajo el esquema de clases semi presenciales.

Sin embargo, la mayoría de los gremios y sindicatos vinculados al magisterio venezolano, además de especialistas en la materia, han manifestado desde el mismo momento cuando el presidente Nicolás Maduro asomó la idea del retorno a clases que no existen condiciones para ello.

Abogan no solo por un mejor salario para los maestros sino también por las garantías de protección y de salubridad en los planteles.

De lo contrario, han dicho los dirigentes, muchos docentes no volverían a las aulas porque no se expondrían a tantos riesgos, amén de que otros renunciarán.

Al parecer, todavía hay mucha tela que cortar al respecto.