Guzamana: “Militares pedían oro a los yanomamis a cambio de devolver el router”

1
Shabono Yanomami
Shabono Yanomami/Referencial

Romel Guzamana, ex parlamentario nacional por el estado Amazonas, ofreció nuevos datos sobre el asesinato de cuatro aborígenes yanomamis en Parima B, municipio Alto Orinoco, al sur del estado Amazonas.

De acuerdo con Guzamana, los militares les exigieron oro a los originarios a cambio de devolverles el router propiedad de la comunidad indígena. Por lo pronto, no hay datos precisos sobre la cantidad de oro que supuestamente pedían los uniformados.

Tambien denunció que los cuatro yanomamis heridos por arma de fuego en el enfrentamiento violento no han sido operados quirúrgicamente y permanecen recluidos en el hospital de Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas.

La información ofrecida por Guzamana también apunta a que los indígenas yanomamis pudieran tomar la justicia por sus propias manos si el Estado no actúa como corresponde. “Los militares han manifestado matar a cuatro militares por la pérdida de las cuatro vidas”, publicó Guzamana, vía Twitter.

El rostro de una vida apagada por armas de fuego

Martina González, la mujer asesinada por militares en Parima B, junto a otros tres indígenas. Foto: Twitter de Tamara Suju.

Entre las cuatro víctimas mortales pertenecientes al pueblo indígena yanomami figura una mujer de 45 años de edad, cuyo nombre es Martina González.

González también habría sido impactada por un proyectil disparado por uno de los militares. Su muerte ocurrió en el mismo lugar, minutos después de ser herida.

Su cuerpo permaneció durante horas en el suelo. Funcionarios militares impidieron que los originarios movieran el cádaver para iniciar los cortejos fúnebres según sus usos y costumbres.

Conflicto con la Jurisdicción Especial Indígena

El asesinato de los cuatro integrantes del pueblo indígena yanomami durante el fin de semana abre un nuevo capítulo conflictivoentre la Jurisdicción Especial Indígena y la justicia ordinaria.

De acuerdo con la jurisprudencia que sustenta la Jurisdicción Especial Indígena, los hechos ocurridos en las tierras y hábitat indígenas deben ser resueltos segundas los usos y costumbres de los originarios.

En esta caso, la cuestionada actuación de los militares bajo resguardo de la jurisdicción ordinaria y leyes militares, tendrá que asumir un conflicto de intereses, negociación, acuerdos y/o sanciones con los yanomamis.

Ya los yanomamis advirtieron con tomar represalias contra el mismo número de militares por el crimen perpetrado contra cuatro de sus miembros.

El contexto del municipio Alto Orinoco

El Alto Orinoco es uno de los 7 municipios que conforman el estado Amazonas. De hecho, es el más grande. Se ubica desde el centro hasta la frontera con Brasil en el sur este de la entidad.

En ese punto nace el río Orinoco. Lo único que se observa es selva por todos lados. No hay carreteras ni hospitales ni otro tipo de infraestructuras. Para ir a Puerto Ayacucho, la capital de Amazonas, son dos horas en avioneta o varios días en lancha.

En ese territorio queda el Parque Nacional Yapacana, actualmente destruido por la minería. Ahí se encuentra una de las minas a cielo abierto más grandes del mundo.

Según lo han denunciado las propias comunidades indígenas y activistas de ONG, la zona la controlaría el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional y los llamados “sindicatos”, que se apoderan también del trabajo en las minas.

La presencia y la incidencia del gobierno civil son prácticamente nulas debido a la debilidad institucional del Estado venezolano en esa compleja zona.

El poblado de La Esmeralda es la capital del municipio Alto Orinoco y Parima B es un shabono, cabaña típica de los pueblos yanomamis de la Amazonia venezolana y brasileña que consiste de una estructura o conjunto de estructuras que forman un anillo circular que rodean un espacio central abierto, está más lejos todavía.

Históricamente, la congregación religiosa de los Salesianos y las nuevas tribus se ocuparon de los Yanomami y los Yekuana. A las nuevas tribus las expulsó el entonces presidente Hugo Chávez en el año 2000. Solo quedo la misión de Mavaca de los Salesianos.

Por parte de la FANB se instaló una base de la aviación militar, con cuyos efectivos se habrían enfrentado los Yanomami de Parima B.

Shabono Yanomami/Foto: Wikipedia