Subestación Miranda era una «bomba de tiempo» para vecinos

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Los habitantes del barrio Royal trancaron la principal autopista de la ciudad de Maracaibo a las 10:00 de la mañana de este martes, tras superar las quince horas sin servicio eléctrico, luego de que explotó la subestación Miranda, ubicada en esta misma zona.

De esta manera quedó la subestación Mirando luego de la explosión registrada este 01 de julio a las 5 de la tarde mientras llovía.
Habitantes del Barrio Royal solicitan una respuesta al personal de Corpoelec

La tranca causó congestión vehicular, pues la autopista N°1 es la más transitada en la ciudad. Vecinos trancaron con troncos, ramas de árboles y cauchos para exigir a las autoridades regionales una respuesta inmediata ante su clamor: “Queremos luz”.

Sectores como Urdaneta, Arismendi, Los Claveles, Estrella de Belén, Pomona y Haticos resultaron también afectados.

Durante la protesta, funcionarios de las Fuerzas de Armadas Espaciales, Policía Municipal, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Guardia Nacional Bolivariana y la Mancomunidad Policial se mantuvieron en el sitio para contener la protesta.

Los oficiales de seguridad conversaron con los manifestantes para llegar al acuerdo de retirar las barricadas que ocasionaron en su momento un colapso vehicular; los protestantes rechazaban la propuesta hasta no recibir atención gubernamental, o que su exigencia fuera cumplida.

Luego, funcionarios de la Mancomunidad Policial efectuaron disparos al aire con balas de goma para disolver la protesta, por lo que ciudadanos corrieron a resguardarse en sus hogares.

En ese mismo instante, el personal de Corpoelec se encontraba en la subestación realizando las labores respectivas. Sin embargo, encargados no ofrecieron declaraciones sobre el daño registrado.

Mario Herrera dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que “personal de Corpoelec dijo que la planta que se había quemado generaba 83 megavatios y que sería reubicados a otro circuito para recuperar el servicio progresivamente”.

Herrera exigió la presencia de las autoridades competentes que hicieran acto de presencia en el barrio Royal. Denunció que “esa planta era una bomba de tiempo y no es justo que no den respuesta al respecto”.

Por su parte, Maira Gutiérrez, habitante del barrio Royal, afirmó que es la tercera vez que ocurre una explosión en la subestación Miranda.

“Esto ha sido muy fuerte lo que nos ha tocado vivir, vimos el fuego y el humo. Primero se vieron luces y las llamas eran muy altas, en ese momento salimos de nuestras casas corriendo hasta la autopista para ver lo que sucedía”, detalló.