Honduras acusó a Venezuela de querer imponer su agenda en Latinoamérica

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya (d) junto con su homólogo hondureño, Lisandro Rosales (i) en el Palacio de Viana en Madrid este viernes. Foto: EFE

El canciller de Honduras, Lisando Rosales, acusó este viernes a Venezuela de querer imponer su agenda en las democracias de Latinoamérica, alentando las protestas que se han dado recientemente en países como Chile, Ecuador y, en estos momentos, Colombia.

Rosales participó junto a Carlos Madero, ministro Coordinador del Gobierno hondureño en la Tribuna organizada por EFE y Casa de América, y moderada por la directora de Internacional de la agencia española de noticias, Rosario Gasca.

Sin embargo, «lamentablemente», precisó, «en los últimos años, y hablo en el caso de Honduras, la influencia tanto del narcotráfico, que provoca crimen, o de países, como Venezuela, están involucrados en actividades de narcotráfico institucionalizadas, nos obligan a tener esas dificultades que muchas veces se dan en la democracia».

El canciller dijo que en una reunión en Nueva York, se abordó el tema venezolano, en la que hablaron los representantes de Colombia, Chile y Ecuador, y «a los 15 días teníamos protestas en Chile, que quemaron un sin número de edificios; en Colombia, que continúan en este momento, y en Ecuador, donde quemaron el Tribunal Superior de Cuentas y la Fiscalía».

El representante hondureño comentó «Eso no se produjo solo. Compartimos información con algunas oficinas de Estados Unidos, y personas que participaron en Honduras en las protestas postelectorales en 2017 con camisas de Hugo Chávez.

Añadió que la influencia política y cantidad de dinero que tienen tanto legal como ilegal en Venezuela ha generado que ellos quieran imponer su agenda y entrometerse en los países que han mantenido una democracia.

El canciller reiteró que en Honduras se han dado ya diez procesos democráticos, «y vamos a un onceavo con una nueva ley electoral que ha permitido que la clase política llegue a un entendimiento de diálogo.

Fuente: EFE