Indígenas de Apure dicen ser desplazados por grupos irregulares

Foto: Liliana Núñez

Más de 100 indígenas del pueblo Jiwi aseguraron a Radio Fe y Alegía Noticias que han sido forzados a salir de sus territorios ancestrales del estado Apure por grupos irregulares y han tenido que emigrar hacia la capital de la entidad, San Fernando.

Actualmente el grupo se encuentra viviendo a la intemperie en el terminal de pasajeros de la ciudad.

La señora Luisa Torres relataba que se vieron obligados a dejar sus casas en las comunidades del sector La Macanilla, municipio Pedro Camejo de Apure, porque supuestamente civiles armados que ellos identifican como guerrilleros los amenazaron de muerte.

Torres cuenta que “cuando llegaba la noche nos tocaban la puerta…por eso es que nos venimos para acá”.

En virtud de esta situación, tuvieron que recorrer más de 200 kilómetros hasta llegar a San Fernando.

Otros indígenas del grupo señalaron que antes podían mantenerse vendiendo artesanías que ellos mismos fabricaban como sombreros, collares y pulseras. Esta actividad les permitía llevar algo de comida para sus familias.

Pero en esta oportunidad solamente tienen para guarecerse un galpón ubicado en el terminal de pasajeros.

La infraestructura a medio construir pertenece a un proyecto que tanto la Gobernación de Apure como la alcaldía del municipio San Fernando comenzaron a ejecutar en el año 2013 pero que por falta de recursos no pudo terminarse, según informaron las autoridades en su momento.

La obra consistía en adecuar una sala de espera para los pasajeros del terminal y la ubicación de un mini centro comercial para los vendedores del lugar. Sin embargo, apenas tiene unas vigas y un techo.

Ésta la nueva casa de estos Jiwi que a decir de la señora Torres también se encuentran en abandono por parte de las autoridades regionales, municipales y del Ministerio del Poder Popular de Pueblos y Comunidades Indígenas.

En el siito no tienen acceso a agua potable, a alimentos y a servicios de salud. Y para colmo al no tener agua no pueden cumplir con una de las normas de higiene para evitar contagiarse del Coronavirus: lavarse las manos frecuentemente.