Inmunización contra la COVID-19 en Venezuela es la “más baja y lenta del mundo”

Archivo/Foto: El Nacional

Según Médicos Unidos por Venezuela, capítulo Mérida, el país registra la tasa de inmunización “más baja y lenta del mundo”, producto, a su juicio, de la “desorganización” en el proceso de inmunización, “falta de material biológico” y “disposición” de atender el problema con políticas públicas universales e intersectoriales.  

Pedro Fernández, coordinador regional de Médicos Unidos por Venezuela regional, precisó que no se puede contar a la persona como inmunizada hasta que no cumpla con todo el esquema de vacunación apuntando que es necesario aplicar las dos dosis. Fernández asevera que el proceso de vacunación no es “transparente y abierto”.

“La información que emite el instituto no la manejan las personas y cuando se les rechaza en la cola, cuando se les impide el acceso a la segunda vacuna solamente se les explica que posteriormente les será llamado, esto genera una verdadera desconfianza en el pueblo venezolano sobre el sistema de vacuna, genera zozobra, temor y genera una ansiedad  de no saber si van a perder la segunda dosis o no”, mencionó Fernández.

El médico considera que es necesario que se vacune rápidamente a toda la población venezolana para frenar los contagios de COVID-19 que a diario se reportan donde Mérida en varias ocasiones ha tenido un repunte de casos posicionándose en algunas oportunidades en el primer lugar a nivel nacional.

“No tiene ningún sentido que aunque se pueda esperar 90 días porque el producto biológico no se pierde necesitamos vacunar a todos los venezolanos ya, no hay ninguna razón para no hacerlo ya, no hay ninguna razón para no traer las vacunas y comenzar a vacunar”, aseveró Fernández.

De igual forma manifestó que el ejecutivo nacional “debe organizar el proceso de vacunación de manera efectiva”, ya que al no estar vacunando a la población tiende a “retrasar todo el proceso de inmunización colectiva”, única herramienta para prevenir y salir de la pandemia y retornar lo pronto posible a la normalidad.