IPYS anuncia ganadores del concurso de periodismo de investigación

Este viernes 10 de julio el Instituto de Prensa y Sociedad, IPYS, capítulo Venezuela, anunció la entrega de los premios a los 4 reportajes que resultaron ganadores de la décima edición del concurso nacional de periodismo de investigación.

La directora de IPYS Marianela Balbi presentó la “gala” virtual a través de un foro que previamente se realizó antes de los anuncios.

En el encuentro participaron la periodista mexicana Mónica González, el español Tomás Ocaña y los venezolanos Tamoa Calzadilla y David González, quienes conformaron el jurado calificador de esta décima edición.

Luego de revisar más de 60 trabajos, los jurados preseleccionaron 25 reportajes para luego entrar en la difícil decisión de escoger los más completos para los tres primeros lugares.

Los cuatro integrantes del jurado coincidieron en destacar “la excelente calidad periodística de todos los trabajos que concursaron”.

Resaltaron de igual modo que uno de los puntales fundamentales de todo periodismo de investigación en la actualidad es trabajar de manera colaborativa.

Afirman en ese sentido que ya no es viable el “tubazo” de la inmediatez sino la “primicia de la profundidad” de mostrar las causas, los procesos, las dinámicas y los efectos de hechos y situaciones que repercuten en la calidad de vida de los ciudadanos de un país.

Para ello, el ejercicio del periodismo de investigación contribuye “a que el ciudadano tenga una mejor capacidad para tomar decisiones de acuerdo a la información de calidad que maneje”.

También concluyen en afirmar que el periodismo de investigación debe ser perseverante y consistente para llegar al fondo de las realidades sociales y visibilizar historias, testimonios y relatos que el poder en Venezuela sigue intentando ocultar a través de la opacidad y negativa para suministrar información sobre asuntos de interés público.

Resaltan por otro lado la necesidad de publicar las historias que se quieran contar a través de las multiplataformas mediáticas o multimedia para poder llegar a la mayor cantidad de usuarios de información.

Finalmente, remarcaron que el periodismo de investigación, que maneja datos, debe centrar su foco en su relación y abordaje con la gente, con los ciudadanos, con las comunidades.

Solo así puede corroborar, verificar, precisar los temas que está investigando.

Temáticas como corrupción administrativa en diferentes niveles de gobierno, daños ambientales por prácticas extractivistas, violación de derechos humanos, deficiencia de servicios públicos y afectación de la calidad de vida de los venezolanos, entre otras, estuvieron presentes en cada uno de los trabajadores.

El veredicto

Para esta décima edición de este concurso nacional hubo un empate en el primer lugar.

Correspondió la merecida distinción al reportaje “Canaima, el paraíso envenenado por el oro”, de las periodistas Lisett Boon y Lorena Meléndez.

Referido a toda la destrucción de este parque nacional por la práctica ilega extractivista de oro, a través del Arco Minero del Orinoco, por mafias y grupos irregulares con anuencia de autoridades gubernamentales. Fue publicado en los portales Runrunes.es y Tal Cual.

El otro trabajo que comparte este sitial de honor es el compuesto por el periodista Roberto Déniz de Armandoinfo, titulado “Siete países para #siete diputados en defensa de Alex Saab”.

El segundo puesto le correspondió al denominado “Fraude vertical, los gimnasios de Maduro que no trajeron paz sino negocios” elaborado por las periodistas Johanna Osorio Herrera y Nadeska Noriega Ávila. Publicado en El Pitazo y Connectas.

Según la reseña de las autoras el trabajo de investigación periodística trató sobre la actuación de compañías extranjeras y locales cercanas al entorno de Nicolás Maduro que fueron las mayores ganadoras de un gran plan de construcción de gimnasios deportivos desarrollado por el gobernante.

Aseguran que a la cabeza de uno de los millonarios contratos estaba el cuestionado empresario colombiano Álex Saab.

Y el tercer lugar se le confirió al equipo de Efecto Cocuyo por la investigación titulada “102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado”.

Versa sobre que “El Estado venezolano asegura grandes logros en materia de incautación de drogas, como parte de la lucha contra el narcotráfico, pero la custodia legal no evita el retorno de sustancias ilegales al mercado”.

La autora principal fue la periodista Cristina González.

Finalmente, el despacho especial “Fosas del Silencio”, de La VidadeNos, obtuvo la mención especial.

La entrega de estos premios se realizó a través de la plataforma virtual.