Isabel Castillo sobre reapertura de la frontera: “El balance es positivo, pero lento”

318

Después de siete años de estar cerrada, la frontera entre Colombia y Venezuela volvió a estar conectada. Sin embargo, el paso legal por los puentes binacionales ha sido lento, si se compara con lo que ocurre por las “trochas”, dijo el presidente colombiano Gustavo Petro.

“En apenas mes, el flujo comercial ha permitido que 2,5 millones de dólares se hayan movilizado de un lado a otro y el resto de los producto siguen pasando por las trochas, porque los uniformados de ambos lados cobran comisión”, dijo Petro.

Isabel Castillo, presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, dijo al programa En Este País de Radio Fe y Alegría Noticias que “para nadie es un secreto” que se sigue pasando mercancía por caminos irregulares, por lo que exhortó a las autoridades a ser más flexibles en el paso de los puentes internacionales.

En ese sentido, Castillo señaló que aún no están claras las normas para la comercialización de algunos rubros y por ende el comerciante toma “los caminos verdes”.

Castillo ve como positivo que desde hace un mes se eliminó el uso del carnet fronterizo para los connacionales y que se extendió el horario de paso para los venezolanos, que antes era hasta las 5:00 de la tarde y ahora se estableció hasta las 9:00 de la noche.

“Ahora nuestra solicitud es que se permita el paso por los puentes las 24 horas del día, tanto para peatones, como para colectivos y particular”, apuntó.

Otra solicitud es la reapertura del puente internacional Tienditas, que conecta el estado Táchira con el departamento de Norte de Santander, en Colombia.

“Por ese puente circularía el transporte de carga, quedando los puentes Simón Bolívar y el Francisco de Paula para el transporte colectivo y particular”, dijo.

El balance después de la apertura

Isabel Castillo aseguró que pese a las fallas que aún persisten, la economía ha mejorado.  

“Podemos decir que el balance es positivo, pero es muy lento y es necesario un dinamismo mucho más expedito. Esperamos que antes de que finalice el año esté reactivada la frontera al 100%”, puntualizó.

Por otra parte, la devaluación del peso colombiano frente al dólar americano, ha impactado la economía, provocando un alza en los productos, sobre todo en los llamados de “primera necesidad”.

“La descapitalización del comerciante cuando le toca reponer el inventario, también afecta la economía de ambas naciones”, señaló.

Castillo finalizó diciendo que comerciantes y empresarios tienen buenas expectativas: “esperamos que termine por reactivarse la economía, que se fortalezca, que genere empleos y sea nuevamente la frontera más productiva y dinámica de América Latina”.