Kenneth Zseremeta dice que es inocente

El ex seleccionador nacional de fútbol femenino, Kenneth Zseremeta, se acogió al principio de la presunción de la inocencia ante las acusaciones en su contra parte de las jugadoras de la selección nacional.

Por estas acusaciones contra Kenneth Zseremeta, el MP anunció la designación de un fiscal para averiguar los hechos.

“Me acojo constitucionalmente a la presunción de mi inocencia hasta que se pruebe lo contrario», precisó Zseremeta en un extenso comunicado.

También informó que para el momento de su partida de Venezuela, fue sometido a una revisión en el sistema policial venezolano. Tras este sometimiento, se le expidió el documento de «no poseer antecedentes penales».

En el inicio del comunicado, el director técnico manifestó su disposición de someterse a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y a brindar toda la información necesaria.

Consideró que los delitos por los cuales se les señala no han llevado el debido proceso, por tanto no determinan su culpabilidad.

Además, aseguró que desconoce la ocurrencia de los delitos que señalan las jugadoras de la selección nacional femenina, entre los cuales señalan «acoso sexual».

Zseremeta aseguró que el objetivo algunas jugadoras de la Vinotinto es destruir toda una carrera profesional y el respeto ganado gracias a sus logros profesionales.

«Se observa en el contenido de la carta y la manera de esparcir, difundir a los medios de comunicación y redes sociales, como un objetivo flagrante de la obstrucción laboral, deterioro psicológico, y generar en las sociedades como un acto de compasión, repudio, estereotipo y criminal, con la desmedida forma de destrucción de mi carrera profesional».

Según el panameño-venezolano, «no existe una clara identificación específica del proceso en el que ocurrieron los abusos denunciados».

A juicio de Zseremeta, es «extraño que 575 jugadoras o más, durante el periplo, no hayan presentado ninguna irregularidad, acusación o denuncia”. Aseguró que durante su proceso que duró entre 2007 y 2017, 600 jugadoras estuvieron en sus convocatorias.