La COVID-19 le arrebató la vida al párroco de la Catedral de Maracaibo

Foto: Noticia al día

Este domingo 17 de enero murió a causa de la COVID-19 monseñor Jesús Antonio Quintero en la ciudad de Maracaibo, luego de permanecer varios días hospitalizado por la enfermedad en el centro Madre Rafols.

El sacerdote, de 82 años de edad, se desempeñaba como párroco de la Catedral de Maracaibo. Días atrás sus familiares, sacerdotes y miembros de su comunidad de feligreses emprendieron una campaña de recolección de fondos para costear su tratamiento.

También era director espiritual del Movimiento Cursillo de Cristiandad y reconocido, en palabras del Arzobispo de Maracaibo, José Luis Azuaje, como “un gran Pastor con olor a oveja, un Sacerdote ejemplar, Director espiritual, servicial y de gran testimonio cristiano”.

Con el fallecimiento de monseñor Quintero ya son 3 los sacerdotes que mueren por COVID-19 en menos de dos semanas.

El viernes 8 de enero dejaba de existir el obispo de Trujillo Castor Oswaldo Azuaje, de 69 años de edad. Y el jueves 7 de enero moría en la ciudad de San Cristóbal el padre Reynaldo Arellano.