La dexametasona ayuda a salvar las vidas de pacientes con COVID-19

Científicos de la Universidad de Oxford divulgaron este martes un estudio que demuestra que la Dexametasona puede reducir en un tercio el riesgo de muerte de pacientes de Coronavirus con respiradores.

En el ensayo participaron cerca de 2 mil pacientes de hospitales que recibieron la medicina y cuya evolución se comparó con la de otros 4 mil enfermos que no la recibieron.

Culminado el ensayo, los médicos descubrieron que la Dexametasona redujo el riesgo de muerte de los pacientes conectados a respiradores de 40 a 28%, mientras que el de los pacientes con oxígeno, el tratamiento redujo el número del 25 al 20%.

“Es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad de manera significativa. Es un gran avance”, dijo el jefe del estudio Peter Horby.

De acuerdo con el equipo científico, lo económico del medicamento aumenta las esperanzas de mejorar las posibilidades de supervivencia para los enfermos de Coronavirus en países más pobres.

“Hay un claro beneficio, el tratamiento consta de diez días de Dexametasona y cuesta unos 6 dólares por paciente. Esencialmente cuesta 43 dólares salvar una vida y es un fármaco que está disponible en todo el mundo”, dijo otro de los científicos, Martin Landray.

Para los pacientes con síntomas leves, sin embargo, no parece que la Dexametasona sea de mucha ayuda. Sin embargo, es un gran descubrimiento en la lucha contra el Coronavirus Sars-CoV2.