La pandemia fue un huracán para la Escuela Aramendi de Guasdualito

138
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Por Yrmis Ruiz | Radio Fe y Alegría Noticias

En el 2019, las instalaciones de la Escuela Primaria Bolivariana Aramendi se utilizaron como Puntos de Atención Social Integral, donde albergaron a los venezolanos y venezolanas que venían de otros países y cruzaron la frontera para reunirse con sus familias.

El gobierno dispuso de esta escuela ante la demanda de espacios para recibir a personas que necesitaban un lugar para pasar su cuarentena, lo que provocó serias consecuencias para su infraestructura.

“Los albergados agarraban las mesas y sillas para hacer fogón de leña y preparar sus alimentos. También se llevaron el cableado eléctrico, desvalijaron los aires acondicionados, los baños quedaron en mal estado. Alguna de las rejas del área perimetral quedaron en el suelo y la pintura deteriorada”, describió Militza Guillén, directora de la escuela, en entrevista para Radio Fe y Alegría Noticias.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Una vez que regresaron las instalaciones educativas, Guillén se reunió con docentes y conversaron con representantes, consejo comunal e instituciones gubernamentales para unir esfuerzos y así poco a poco recuperar las instalaciones educativas.

Guillén recalcó que este trabajo se ha realizado a través de la organización entre comunidad, autoridades del gobierno, padres y representantes.

Señaló que organizaciones no gobernamentales colaboraron con las redes de agua y parte del cableado eléctrico de un ala de la institución, para mejorar las condiciones de iluminación dentro de la institución educativa.

Guillén también informó que luego del levantamiento de los horarios de restricción, a la escuela le robaron gran parte de los utensilios del comedor y desvalijaron los congeladores que habían en el área de la cocina de la institución.

Damaris Sajaju, representante de la institución, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que le ha tocado hacer sacrificios para colaborar y de esta manera mejorar la infraestructura de la institución educativa, con el fin de que hayan condiciones para que los niños y niñas puedan recibir clases.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Por su parte, Laura Padrón, docente de la institución, explicó que los padres y representantes que no tienen dinero para colaborar, puede hacerlo con la mano de obra: pintando, poniendo tornillos a las mesas y sillas, para mejorar los ambientes de la escuela.

Guillén añadió que en la institución cuenta con un personal comprometido cumpliendo sus labores para la atención de los niños y niñas, a pesar de las necesidades.

Señaló que este año escolar la escuela tiene una matrícula de más de mil estudiantes. Es por ello que siguen haciendo el llamado a las autoridades, porque necesitan el apoyo para corregir algunas fallas, como el techo de la institución educativa.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.