La Vinotinto sigue firme

Foto: Archivo

Sufriendo y viniendo de atrás, Venezuela conquistó un contra Ecuador. El resultado final fue 2×2.

La selección de Peseiro sigue sorprendiendo a todos los seguidores del fútbol. En la tercera jornada de la Copa América logró sumar de nuevo y esta vez marcó dos goles.

En la primera mitad Venezuela sufrió la velocidad que propuso Ecuador y en los primeros quince minutos estuvo prácticamente metida en su arco. Al minuto 39, los de la mitad del mundo se adelantaron con un gol de Ayrton Preciado. En una jugada, que en principio salvó el arquero venezolano Wilker Fariñez, pero el rebote favoreció a los ecuatorianos.

En la segunda mitad Venezuela logró adelantar las líneas y en un balón colgado en el área, Edson Castillo la mandó guardar. El mediocampista del Caracas vivió una jornada soñada. Debutó como titular en la selección mayor y anotó. El de Puerto Ordaz se mostró hoy en la mejor vitrina del continente y es, sin duda, una alternativa para Peseiro.

El segundo tiempo es, sin duda, lo mejor que hemos visto en la era Peseiro. Los jugadores se creyeron la posibilidad de competir y toque a toque construyeron las ocasiones que escasearon en los primeros dos encuentros de la copa.

Pero Ecuador es una gran selección y en velocidad es imparable. No se le puede dar ninguna ventaja. Cuando se jugaban los mejores minutos Vinotinto, una jugada a la contra sirvió para que Gonzalo Plata, al 71 marcara el segundo de los dirigidos por el profesor Gustavo Alfaro.

Con el reloj en la espalda y con los cambios de José Peseiro, Venezuela lo siguió intentando y consiguió el gol del empate casi al minuto 92. Ronald Hernández Cabeceó como si fuera un delantero centro -experimentado-, el balón que le colgó en el área Edson Castillo y la algarabía del empate se apoderó de la banca en Río y de los fanáticos en Venezuela y también de los millones que están regados por el mundo.

El pitazo final llegó al minuto 96. Ecuador tendrá que pensar en Perú, a quién enfrenta el miércoles en la cuarta fecha del grupo A.

Wilker otra vez Wilker

El portero venezolano volvió a estar sólido, a pesar de que la fortuna no le acompañó al ciento por ciento. En los dos goles ecuatorianos, primero él paró y el rebote favoreció a andinos.

Pero volvió a ser figura. En el minuto 95 salvó un remate de cabeza que pudo ser el gol del gane para Ecuador. Pero no, el exmillonarios apareció con su mano salvadora y mandó el balón a la banda.

Día de descanso

La próxima jornada será de descanso para Venezuela. Un reposo que cae como anillo al dedo para recuperar energías y preparar la última fecha que será contra Perú.

Venezuela sigue ilusionada. Con todo el chance de clasificar a los cuartos de final. Los puntos dan, y como dice la etiqueta que se posicionó este domingo en Twitter: «mano, tengo fe».