Las clases aún no inician en la selva de Delta Amacuro

En la escuela “Fray Luis Amigó”, ubicada en la comunidad de Murako del municipio Antonio Díaz aún no inicia el año escolar por la falta de transporte.

Ángeles Javier, directora de ese plantel educativo, informó este martes 01 de octubre que no ha podido viajar hasta Murako para iniciar con el año escolar porque no ha conseguido transporte.

La docente y otras maestras del Bajo Delta, aseguraron que tienen más de un mes intentando viajar selva adentro, pero no lo han logrado.

“En Murako no podemos empezar las clases, la falta de transporte no nos deja. Esto no es porque yo quiero”, aclaró la señora Ángeles Javier.

La directora de la escuela “Fray Luis Amigó” informó que recientemente intentó viajar en la gabarra que traslada la comida hacia el Mercal de la comunidad de San Francisco de Guayo, pero los responsables de la embarcación le dijeron que iban al tope de carga.

Actualmente ese centro educativo cuenta con una matrícula de 129 niños, entre el Simoncito, el preescolar y la educación primaria.

Otra de las instituciones del municipio Antonio Díaz que no ha iniciado las clases es el complejo educativo Divina Pastora que está en la comunidad de Araguaimujo.

De acuerdo con un vecino de esa localidad indígena, los estudiantes suelen ir a clases caminando porque no hay transporte fluvial, sin embargo, por ahora no pueden porque esta comunidad todavía está inundada.

“El río está bajando; se prevé que para el 15 de octubre los niños empiecen sus clases”, dijo el vecino de esa comunidad que está en el Delta Medio.

Por Exiober Medina | Radio Fe y Alegría Noticias