Las lluvias deterioran los salones de la escuela Hermana Felisa Elustondo en Mérida

302
Colegio Hermana Felisa Elustondo
Foto: Fe y Alegría

Norma Contreras, directora de la Unidad Educativa Hermana Felisa Elustondo en Tovar, estado Mérida, aseguró que las lluvias han deteriorado los salones y las áreas administrativas de la institución.

Contreras expresó a Radio Fe y Alegría Noticias que las afectaciones se deben a la humedad generada por las condiciones climáticas.

Destacó que hasta finales de julio el problema más grave de la escuela es que no tiene una pasarela la cual conecte con la comunidad. “No tenemos pasarela, cruzamos por un tronco y es muy peligroso”.

La directora acotó que hay “grandes” afectaciones en el tronco (que funciona como puente) y da paso hacia el centro educativo.

También dijo que el desplazamiento de tierra generado por las lluvias, apunta hacia las áreas productivas, las cuales se encuentran en peligro “por eso ese sector de la escuela está inhabilitado”.

Contreras expresó que ha dado a conocer la situación de la escuela al Ministerio de Educación en varias oportunidades, así como al gobernador del estado Mérida, al alcalde de Tovar y al concejo comunal, y hasta los momentos no han tenido una respuesta satisfactoria.

“Entendemos que la situación es difícil”, manifestó la directora, sin embargo, dijo que “poco a poco con la ayuda de todos pudieran ir dando respuesta a cada una de las afectaciones”, puntualizó.

Esperanza en Fe y Alegría.

A pesar de la situación por la que atraviesa el centro educativo de Fe y Alegría “la escuela se ha mantenido activa”, dijo Contreras.

La directora destacó que esto ha sido posible gracias a que la institución tiene un personal con “vocación de servicio” y además el apoyo de algunos padres y representantes que apuestan por la educación.

“Nosotros por ser una escuela agropecuaria, estamos empezando a reactivar unas líneas de producción”, detalló.

Indicó que en esta actividad productiva estarán trabajando con la siembra de café, hortalizas, frutales, y en las áreas pecuarias reactivaron la línea bovina, porcina y cunícola.

“Tenemos la esperanza de reactivar la producción de pollos”, refirió Contreras, quien afirmó que esta línea ha fortalecido la producción de la escuela “además es una opción para solventar los daños que ha tenido”.

La directora puntualizó que el objetivo de la escuela de Fe y Alegría es “que el muchacho se capacite para la vida y salga con un oficio”.

Los estudiantes egresan de la institución como técnicos medios en agropecuaria mención “producción pecuaria”. Contreras aseguró que actualmente esta capacitación “les abre las puertas en el campo laboral e ideas de negocio y emprendimientos”.

Mencionó que además de la formación como técnicos en agropecuaria, tienen un grupo que se llama Huellas a nivel nacional, el cual pertenece a la Compañía de Jesús, “allí se forman los líderes para el futuro”.

Contreras dio a conocer que los estudiantes ponen en práctica lo aprendido en Huellas, con el objetivo de formar cooperativas agropecuarias que permite que “la comunidad se una y produzca para el beneficio de todos”.