“Legalmente no hubo golpe en Bolivia, pero simbólicamente sí”

asuntos-del-sur-dpm
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Para Cristian León, coordinador del Proyecto Innova Política Latam de Asuntos del Sur, la reciente renuncia de Evo Morales como presidente de Bolivia fue un golpe de Estado “simbólico” y no “tradicional”, pues no se implementó la fuerza militar.

“Legalmente no hubo, pero simbólicamente sí, pues se dieron una serie de factores que desencadenaron eso: empezó con el amotinamiento de la policía en un país donde el Estado controla el monopolio de la fuerza y luego hubo el llamado de los militares. Hubo mucha presión sobre Morales porque perdió el monopolio de la fuerza y se vio obligado a renunciar”, expresó en entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias.

León opinó que lo más simbólico fue la “toma” del Palacio Presidencial por parte del opositor Luis Camacho, quien llegó una bandera boliviana y una imagen de la Virgen María. “Fue una señal de que aquí se fue el gobierno; fue lo más simbólico del golpe”.

Hubo fraude

Según León, en las recientes elecciones presidenciales hubo fraude porque se registraron “muchas irregularidades” y “se violó la integridad de la información”.

“No hay manera de saber la magnitud del fraude: no se sabe si fue de 1%, pero sí hubo”, explicó.

Destacó que tras estas acciones, Bolivia quedó en “situación de incertidumbre”, pues “la gente está en expectativa” de lo que puede ocurrir en los próximos días.

En ese sentido, argumentó que Evo “debería apartarse” de la crisis política que vive su país.

“Evo debería dejar que las cosas se resuelvan con los líderes que él generó durante estos años; los que son de su corriente. Que sean ellos quieren negocien con sus oponentes”, sentenció.