Plataneros piden nueva reubicación en Maracaibo

Plataneros
Foto referencial | Archivo

Los Plataneros de Maracaibo se sienten asfixiados en el centro comercial Simón Bolívar, lugar al que fueron reubicados  hace casi un año.

El presidente de la Asociación de Plataneros del Zulia, Oswaldo Márquez,  indicó a Radio Fe y Alegría Noticias que la nueva ubicación “no reúne las condiciones necesarias para trabajar”.

Dice que, el espacio es insuficiente para albergar a 30 camiones  de vendedores de plátanos diarios.

La insalubridad, los zancudos y la delincuencia, son algunos de los problemas a los que los comerciantes del lugar se exponen diariamente.

Consideró “el gobierno tiene que entender que nosotros somos parte de la producción, somos parte del transporte, del consumo. Somos los que traemos el oro verde a la ciudad y al país.”.

Señaló que por los momentos no pagan impuestos, pero que de imponérseles esta normativa, ellos “estarían dispuestos a pagarlos”.  

Los niños que hacen vida en las calles de centro son otra preocupación de los plataneros

Márquez comentó con preocupación la situación que viven los niños en la zona, puesto que muchos de ellos se ven obligados a trabajar, a robar o  en el caso de las niñas a prostituirse desde muy pequeñas.

 “Hay niños que venden bolsas. Trabajan acompañando a los camioneros, cuentan plátanos. Pero hay otros niños  que son utilizados y manipulados por sus padres para trabajar”.  

También denunció el acoso al que son sometidos los transportistas en el puente sobre el lago por la Guardia Nacional.

Relató “les quitan 20 mil bolívares a los camiones, y los obligan a dar dos racimos de plátanos porque si no les  detienen el camión o les quitan las guías”.

Además que, deben pagar impuestos para cada municipio por el que transitan.

El representante de los plataneros hizo un llamado al gobernador del estado Zulia para que los atienda, y de esta forma plantearle todos los problemas que les aquejan y poder comentarle una propuesta “socioecológica” en la que han venido trabajando los últimos meses.