Hay niños que tienen hasta 11 años esperando un trasplante

254
Foto: El Español | Manuel Alegría

Lucila Velutini, directora de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV), lamentó que en el país hay niños que tienen hasta 11 años dializándose sin poder ser trasplantados, mientras que en “cualquier lugar del mundo no pasarían más de seis meses o un año” en dicha situación.  

En entrevista con el programa Háblame Bajito de Radio Fe y Alegría Noticias, admitió que, aunque la máquina de diálisis les da cierta calidad de vida, no se puede ignorar el hecho de que no es igual que la función del riñón, la haga una máquina.

“El riñón es el filtro de nuestro cuerpo: todo lo que no sirve es desechado y todo lo que sirve se limpia a través del riñón y vuelve a la sangre para hacer su función. La máquina limpia lo bueno, pero las personas tienen que tomar muchas vitaminas y otros medicamentos como el hierro, calcio y la eritropoyetina para que se vean afectados los huesos y el crecimiento”, comentó.

Explicó que cuando un niño pasa mucho tiempo dializándose empieza a tener infecciones en los catéteres, lo que hace que vaya perdiendo los accesos vasculares y complica que al momento del trasplante este sea exitoso.  

“Por ello nuestro llamado en estos últimos seis años diariamente: con miles de comunicados para que se reactive de manera urgente el sistema de procura de órganos y tejidos, y que ni un venezolano más muera”, dijo Velutini. 

Problema de salud pública

Asimismo, aseguró que es importante que los pacientes se hagan exámenes semanales o quincenalmente para saber qué está fallando en su cuerpo y así colocarlo a través de la máquina de diálisis, pero muchos hospitales no tienen laboratorios y hay quienes no cuentan con los medios económicos para hacérselos con dicha regularidad. 

Velutini agregó que en los centros de diálisis hace falta mantenimiento y máquinas modernas que permitan brindar mayor calidad de vida a los pacientes. 

“Nuestro llamado siempre ha sido a que invirtamos aquí en Venezuela, donde tenemos médicos con una capacidad increíble y hospitales, que solo les faltan recursos para reacondicionarlos y darle respuesta a los venezolanos”, expresó.

Al mismo tiempo, pidió al gobierno no hacer promesas y que las intenciones se queden en intenciones, porque las personas no pueden seguir perdiendo la esperanza.  

Finalmente, destacó que el apoyo de las organizaciones no gubernamentales ha sido fundamental, pero no importa cuánto deseen tratar de ayudar a más ciudadanos, pues enfrentan un problema de salud pública que le corresponde al Estado.

“Lo ideal sería que trabajáramos en equipo, cada uno desde la parte en donde tiene mayor conocimiento”, sentenció.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.