Madre de testigo de masacre en Parima B denunció retención arbitraria de su hijo

84
Yanomami
Indígena yanomami herida/Archivo/Cortesía

Este viernes 24 de junio la madre de Borges Sifontes herido y testigo de la masacre de 4 yanomamis en Parima B, el pasado 20 de marzo, hizo una denuncia formal del caso ante el fiscal superior del estado Amazonas por la retención arbitraria de su hijo.

Así lo informó Olnar Ortiz, coordinador de Foro Penal de los pueblos indígenas  a través de un video en la red social Twitter en compañía de la madre de Sifontes.

Ya son 64 días en que se encuentra detenido Borges Sifontes, de 16 años, en el Hospital Militar Carlos Arvelo en Caracas.

A principios del mes de abril Ortiz informó  que tanto Sifontes como Gabriel Silva, otro testigo del hecho, habían sido trasladados desde el Hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho sin ninguna notificación a familiares ya abogados.

“Intenté conversar con con Sifontes y Gabriel, los hermanos yanomamis sobrevivientes y testigos claves de lo que ocurrió el 20 de marzo en Parima B y me fue negado el acceso a esta instalación militar”, expresó el abogado en ese momento.

Posteriormente, a finales de mayo el reportero Simeón Rojas, en una charla periodística en el programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias, destacó que la investigación estaba totalmente hermética.

“No se conoce, hasta la fecha, ninguna acción judicial que haya llevado a cabo el Estado venezolano donde se sancione a algún responsable por el asesinato de estos propios indígenas yanomamis en tribunales, pese a que hay 5 Fiscalías involucradas: 3 (son) nacionales y 2, regionales”, dijo.

Asimismo, mencionó que los testigos de Parima B siguen retenidos sin poder recibir ningún tipo de visitas. Algo que sigue siendo denunciado por el activista Olnar Ortiz.