Maestros: testimonio vivo del servicio

47
Maestros, testimonio vivo
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Los miembros de la Comisión de Educación de la Conferencia Episcopal Venezolana, con motivo de celebrarse el 15 de enero el Día del Educador, queremos dirigirnos a todos los actores educativos que trabajan en los distintos niveles de la educación en Venezuela.

Vaya a ustedes nuestro reconocimiento y estímulo: el trabajo que desempeñan, muchas veces con gran esfuerzo, es un fundamento sólido de la ciudadanía y una preparación para la apertura a Dios y al prójimo. Son ustedes un testimonio vivo del “servicio”: este es un aspecto fundamental de la calidad humana y espiritual que deseamos para nuestros conciudadanos.

Recordamos con mucho afecto y agradecimiento a los miles de educadores que perseveran en su vocación docente, que acompañan a los niños, niñas, adolescentes y a sus familias. Esta labor traza objetivos de conocimiento a los que acompañan actitudes de diálogo y reflexión constantes. La preparación para la vida es indispensable para crear una cultura de desarrollo que favorecerá siempre dar lo mejor de sí, la cultura democrática y la inclusión.

Esto es determinante para crear hombres y mujeres artesanas de la paz, ajenas a la violencia, amantes de la reconciliación. Todo esto conllevará a un país libre, justo, próspero y armónico en su vida social que favorece la convivencia ciudadana.

Preocupación por el menosprecio de su profesión

Sin duda, padecemos con ustedes el menosprecio y la desvalorización de la actividad educativa. Nos preocupa mucho el nivel educativo deficiente fruto de tantas causas, entre otras, la migración y la burocratización que ha sufrido esta actividad tan noble.

Las condiciones laborales en las que se encuentran son muy precarias y requieren una atención global hacia todo el sistema educativo. Nos duelen mucho las condiciones en las que viven muchos y notables educadores.

El pacto educativo del Papa

El Papa Francisco ha querido convocar a los actores de la Educación a emplear todos los medios posibles para crear un “Pacto Educativo Global”.

Educar es tarea de todos, y todos podemos concertar acciones que complementen la tarea de los docentes. La Iglesia asume este objetivo porque será una fuente de elevación de la cultura, de armonía social, especialmente en las pequeñas comunidades. Además, favorecerá el compromiso de la familia con la educación formal, con sus hijos y con el país.

El Pacto Educativo coloca a la persona en el centro del proceso educativo: niños, niñas, adolescentes, jóvenes, sus padres y también a los mismos docentes comprometidos con su vocación de servicio.

Una vez más los felicitamos, y cuenten con nuestro aliento y oración. Recordemos siempre que “Educar es un acto de esperanza”, confiemos a la Madre de Dios los esfuerzos de los maestros y de todos los actores de la educación.

Los Obispos de la Comisión de Educación de la Conferencia Episcopal Venezolana

Mons. Carlos Curiel Herrera, Obispo de Carora
Mons. Mariano Parra Sandoval, Arzobispo de Coro
Mons. Fernando Castro Aguayo, Obispo de Margarita
Prof. Pablo Martínez Reques, Director del Departamento de Educación