Maritza lucha por mantener de pie la escuela que ama

351
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Por Jesús Miguel Villalobos | Radio Fe y Alegría Noticias

Maritza Mejías, directora de la Escuela Básica Estatal 19 de abril de Maracaibo, es una mujer de 58 años, de estatura media, cabello ondulado rubio y piel blanca. Con mucho lamento y en medio de la visible precariedad en la que se encuentra la institución, se sentó a conversar con Radio Fe y Alegría Noticias sobre su vida en esta escuela olvidada desde hace más de 10 años.

Desde una oficina con las paredes manchadas, el techo agrietado y las ventanas partidas, comentó que ganó la titularidad de su cargo por concurso: es comunicadora social mención impreso, profesora en artes industriales y magíster en gerencia educativa. Decidió estudiar educación cuando llevó a su hijo por primera vez al preescolar: “Hoy en día tiene 36 años y es ingeniero. Él me motivó a ser docente”.

Lo que más le ha generado satisfacción a Maritza es que algunos ex alumnos trabajan allí siendo docentes. Lo más difícil es lidiar con las filtraciones de agua que han causado el deterioro de las áreas internas de la escuela.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Entre las áreas dañadas se encuentra la biblioteca, donde se levantó el piso, se agrietaron las paredes y se dañó el sistema eléctrico.

Lo mismo sucedió en el aula virtual, donde quedó deshecho todo lo que se encontraba en este espacio. En algunas ocasiones los representantes han tenido que ayudar a reparar las computadoras.

A pesar de todo esto, siguen haciendo todo lo posible por brindar calidad educativa.

“Difícil ha sido tener la escuela de pie a pesar de las dificultades de infraestructura”, comentó Mejías.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

La maestra cree que es necesario que se active el comedor escolar para brindar una atención más completa para los estudiantes, ya que atienden alumnos de bajos recursos.

A pesar de las adversidades todo el personal de la escuela, docente, administrativo, obrero y los representantes trabajan para mantener de pie la institución. Igualmente piden a las autoridades que visiten esta escuela para que puedan atender sus problemáticas.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

¿Por qué seguir a pesar de todo?

La profesora Maritza tiene 30 años de servicio y con satisfacción cuenta que inició como maestra de primer grado, luego pasó a atender niños y niña de 4to grado, para posteriormente asumir la coordinación del aula virtual y finalmente la dirección, que ejerce desde el 2010, con la fiel creencia de que se pueden hacer las cosas mejor.

“Durante mucho tiempo fui docente de primer grado. Es un aula que me llena de mucha satisfacción, porque es el grado donde uno verdaderamente enseña. Luego fui maestra de cuarto grado, después pasé a ser coordinadora de aula virtual y por último, desde el 2010, soy directora de esta escuela”, contó.