Más de 200 familias guariqueñas llevan años esperando solución de aguas servidas

129
Producto de la fuerte sequía que existe en la población las aguas negras sedimentan en la quebrada donde caen diariamente/ Foto: Xiomara López

Siete años llevan más de 200 familias de la urbanización La Tropical en San Juan de Los Morros, capital de Guárico, con un desbordamiento de aguas servidas, producto de un tubo que se dañó, lo que ocasiona que todas caigan a una quebrada donde se sedimentan, originando malos olores y enfermedades respiratorias.

Alexis Bermúdez Urdaneta, uno de los afectados, denunció a Radio Fe y Alegría Noticias que ya han tocado varias veces las puertas de instituciones y la repuesta es que no cuentan con los recursos para solucionar el problema.

“Tenemos un problema con el servidor de aguas negras de la urbanización hacia la calle, eso colapsó, se partió el tubo y todas las aguas negras de la urbanización caen en la quebrada de servicio”.

Bermúdez señaló que la situación es tan grave que algunos vecinos están afectados con problemas respiratorios en el sector. También se queja de los “zancudos que nos están afectando gravemente también, han muerto personas con neumonías, no se explica que una urbanización tan sana como esta ahora tenemos problemas respiratorios”.

El afectado manifestó que en la reunión sostenida con el presidente de Hidropáez le informaron que la empresa no cuenta con los recursos. “Se hizo una reunión con el presidente de Hidropáez y él manifestó que no tenía los medios para solucionarnos el problema, que los tubos estaban en Punto Fijo, y que Hidropáez no tenía presupuesto para ir a buscar y hacernos la reparación”.

Bermúdez expresó que han pasado dos gestiones municipales y ninguna logró solucionar la situación, por lo que esperan que con la nueva alcaldesa se pueda abocar a conseguir los recursos.

“Ya han paso dos alcaldes de turno, que tampoco han dado solución al problema, con esta alcaldesa nueva estamos intentando que se nos haga la solución a este problema”.

Katiuska Gutiérrez, otra de las denunciantes, manifestó que tienen que permanecer encerrados para que el olor no ingrese a su casa ya que la quebrada está detrás de su patio.

“(Me toca) encerrarme, puertas y ventanas clausuradas totalmente, porque los olores no se aguantan, es sumamente difícil, es algo que hemos vivido varios años y viendo personas morir muy cercanas”.

Gutiérrez es sobreviviente de cáncer y ha tenido que luchar con esta enfermedad en medio de este problema. “En mi caso particular soy sobreviviente y siento que las plagas y los insectos en esta aguas son tan fuertes que han causado en mi piel cualquier tipo de infecciones, es tanto así que estoy en la espera  de una operación de riñón y es sumamente difícil”.

Zona residencial tomada como basurero

Expedito Ramón Azuaje, otro de los vecinos perjudicados con las aguas servidas, también denunció que la situación cada día está empeorando porque han tomado la entrada de la urbanización para dejar bolsas de basura y botar animales muertos.

“Aparte de eso, le vamos anexar otra pequeña problemática que es la basura, creo que el botadero de basura lo cambiaron ahora para La Tropical, toda la gente de la avenida Miranda viene a botar la basura aquí donde está el samán, ahora tiran los animales que se mueren allí, también es otra contaminación porque ese mal olor también nos llega a nuestra casas”.

Azuaje denunció que se sienten olvidados por los entes gubernamentales que solo hacen es prometer y nunca resuelven los problemas que tiene la colectividad en general.

“Hemos acudido en varias oportunidades a diferentes institutos para ver si nos arreglan la problemática y no ha sido posible, nadie se ha abocado a esto, ahora en estos días vino la nueva alcaldesa, nos prometió arreglar estoy, sin embargo, estamos en espera, como que somos hijos abandonados porque nadie se aboca a hacer las reparaciones debidas para terminar esta problemática”, sentenció el afectado.