Maturín: habitantes del centro sufren por el agua potable

278
Maturín, crisis de agua potable
Foto: José Ignacio Piñango/Radio Fe y Alegría Noticias

Las familias que residen en el centro de la ciudad de Maturín continúan denunciando las fallas en la distribución de agua potable por tuberías. Problema que se presenta desde hace más de 10 años, por lo que hicieron un llamado a las autoridades del estado Monagas para que puedan resolver esta situación lo antes posible.

Según relataron los vecinos, el agua por las tuberías de sus hogares llega durante toda la semana pero solo por unas horas y en otros casos surten a altas horas de la noche, por lo que muchas veces tienen que madrugar para poder abastecerse.

Carmen Palacios, residente de la calle Carabobo, dijo que “a veces que llega un rato nada más, esta semana no ha llegado agua en mi casa, ni a ningún hogar más de la calle Carabobo, nadie nos dice nada sobre este tema, las personas mayores somos las más afectadas con esta situación, gracias a Dios que la gente me ayuda a cargar el agua, desde el llenadero hasta mi casa, esta situación tiene años y nadie ha tratado de solucionarla”.

Palacios dijo que muchas veces deben esperar que llueva para poder tener agua en el centro de la ciudad.

“Muchas veces tenemos que esperar que llueva para poder abastecernos de agua potable, y si no llueve mi nieto tiene que muchas veces comprarle a los camiones cisterna y eso es bastante costoso, pues no siempre se tiene para comprar agua, la empresa si quiere cobrar el agua pero no da solución”, exclamó la abuela.

Foto: José Ignacio Piñango/Radio Fe y Alegría Noticias

En este sentido, el vecino de la calle Antigua Arriojas, Cesar Álvarez, indicó que “Aguas de Monagas y al Gobernación son los que saben cuándo acá no tenemos agua, pero ellos esperan que la gente tenga una semana sin agua para medio traer un cisterna de agua potable para el sector, el agua no es constante, nadie dice nada, y qué más vamos a esperar”.

Del mismo modo, el consultado por Radio Fe y Alegría Noticias dijo que a veces hasta tres veces a la semana tiene que comprar a los camiones cisterna para poder tener agua en su casa. Cada llenado está en el orden de los 15 dólares, unos 90 bolívares aproximadamente, y que cuando no hay para pagarlo tienen que quedarse sin el vital líquido.

Por últimos, los vecinos indicaron que la mayoría tiene padecimientos musculares en hombros, espalda, brazos y en la columna debido a la constante cargadera de agua para sus hogares.

Por José Ignacio Piñango/Radio Fe y Alegría Noticias