Medianálisis cumple 11 años a favor del periodismo y la democracia en Venezuela

Hace un año, la pandemia por la COVID-19 cambió la manera de hacer periodismo en Venezuela y en el mundo. En cuestión de semanas pasamos de la oficina y pautas en calle al teletrabajo y a las reuniones vía Zoom.

La Asociación Civil Medianálisis también se adecuó y todo su equipo humano se adaptó a la nueva normalidad. En medio de un 2020 convulsionado cumplió 10 años de servicio por el periodismo y la libertad de expresión en Venezuela y, por primera vez, la celebración aniversaria fue virtual, pero con los estándares de calidad que la caracterizan en cada una de las actividades, foros y talleres.

Ha sido esta una década en la que se han sorteado apagones, crisis y también una pandemia que obligó a cambiar la manera tradicional de funcionar.

Este 30 de abril la Asociación Civil Medianálisis cumple 11 años y a pesar de todo continúa de pie con sus distintos proyectos y actividades en pro del periodismo, la libertad de expresión y la democracia en Venezuela.

Para Andrés Cañizález, director general de la Asociación Civil Medianálisis, ha sido un año desafiante y de mucha incertidumbre. Sin embargo, la organización ha tenido la capacidad de reinventarse y reaprender para salir adelante.

El cambio

La pandemia por el coronavirus hizo que por primera vez la organización realizara sus actividades virtuales, en línea, a través de plataformas como Zoom y WhatsApp para discutir y aprender sobre periodismo, democracia, libertad de expresión y fact checking.

Durante buena parte de 2020 y 2021 se capacitó a más de 2.229 personas vía on-line, entre talleres, charlas, foros y conversatorios en torno a lo que acontecía en Venezuela con la COVID-19 y el ejercicio del periodismo.

Uno de los propósitos de la Asociación Civil Medianálisis 2020 fue capacitar y orientar a los profesionales de la comunicación a presentar los datos de la pandemia en el país. 

Las fallas de conexión, de electricidad y la poca penetración de internet en el país no fueron excusa para que los periodistas ampliaran sus conocimientos en datos y visualización. 

Entre las distintas actividades realizadas durante este año, también se ofreció un espacio de capacitación a los activistas de derechos humanos para adquirir nuevas prácticas en el mundo de las redes sociales, a través de talleres virtuales vía Zoom.

Fue un año de cambios y nuevas formas de trabajo que sin duda marcaron una pauta en la dinámica de la organización.

Andrés Cañizález destaca que gracias a la consolidación de un equipo humano motivado y abierto a los nuevos cambios ha sido posible continuar con cada una de las actividades propuestas.

Señala Cañizález que, aunque en Venezuela el tema de la conectividad sigue siendo precario, no ha sido esto un obstáculo para transmitir los foros, talleres y charlas a través de las plataformas digitales disponibles,“nos la ingeniamos para utilizar distintos canales de difusión de la información”.

Contra la desinformación

La pandemia no solo trajo el virus de la COVID-19, también con ella se acentuó la desinformación en el país. La falta de medios comunicación independientes, fallas de internet y conectividad deficiente fueron motivos suficientes para unir esfuerzos.  

En julio de 2020, en alianza con la Embajada de la República Federal de Alemania en Venezuela, la organización se propuso no dejarle el terreno a la desinformación y por eso nació el proyecto “Medianálisis contra la desinformación”, que consiste en difundir contenidos de actualidad y desmentidos de los principales portales venezolanos de verificación como Cotejo.info, Es paja, Efecto Cocuyo y el Observatorio Venezolano de Fake News.

Diariamente se envían dos mensajes de texto tipo SMS a los números de teléfono registrados en las bases de datos de Medianálisis y se producen, además, dos micros para radio que son transmitidos por la señal de Radio Fe y Alegría, de lunes a viernes, uno en la mañana y otro en la tarde, durante la emisión nacional del programa En Este País.

La intención del proyecto es mantener informados a quienes no tienen acceso a un teléfono inteligente o no poseen servicio de internet en su hogar.

El director general de la Asociación Civil Medianálisis, Andrés Cañizález, destaca que este ha sido sin duda uno de los proyectos más acertados en 2020, “tomamos la bandera en términos de nuestra propia dinámica”.

“Años atrás el gran problema era la censura y, aunque nada ha cambiado, estamos en un contexto de desinformación preocupante”, advierte Cañizález.

Unión y compromiso

Enfatiza Cañizález que, a pesar de todas las dificultades de la pandemia, la Asociación Civil Medianálisis ha logrado consolidar un equipo humano capaz, unido y comprometido en responder y atender a las necesidades que surgen en la dinámica diaria de la información y el periodismo comprometido con la democracia.

“Ser parte de esta organización me llena de orgullo y de responsabilidad, porque ahora más que nunca me siento parte del cambio que el país necesita para lograr la libertad en los espacios comunicacionales que han censurado”, destaca por su parte la periodista Luinerma Márquez.

Al mismo tiempo, Juan David Sánchez, gestor de datos y contenidos de la organización, asegura es un verdadero placer trabajar con un equipo que día a día se esfuerza por mejorar e innovar en las tareas propuestas.

Este ha sido un año en el que no hubo pausa y, sin duda, está valorado como positivo y esperanzador en medio de la censura, la persecución y las limitaciones que existen en Venezuela.