Merkel espera la visita de Biden “en cuanto la pandemia lo permita”

Ángela Merkel, canciller de Alemania y una de las políticas más poderosas de Europa, espera que el nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, haga una visita oficial y en persona.

El pasado lunes 25 de enero, ambos altos funcionarios conversaron a través de una línea telefónica, según informó Steffen Seibert, portavoz del gobierno alemán.

En medio de la conversación, Merkel extendió una invitación a Biden, pero todo queda supeditado a la pandemia. Ella invitó a Joe Biden a Alemania “en cuanto la pandemia lo permita”, según el portavoz.

Merkel habría asegurado que Alemania está dispuesta a “asumir sus responsabilidades para cumplir con los deberes internacionales con los socios europeos y transatlánticos”, precisó Steffen Seibert.

Esa conversación telefónica se convirtió en el primer acercamiento entre Estados Unidos y Alemania, luego que el expresidente Donald Trump haya mantenido una relación fría y distante con Merkel y el Estado alemán durante los cuatro años que duró su mandado.

Ambos funcionarios coincidieron en que la lucha contra la pandemia de COVID-19 requiere de “esfuerzos internacionales reforzados”, agregó.

Alemania ha considerado muy positivo la decisión de Biden de reintegrar a su país en el Acuerdo de París sobre el Clima y en la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los que Washington había salido por orden de su predecesor, Donald Trump.

EE.UU y Alemania ya apuntan al control de gigantes digitales

El martes 26 de enero se realizó una nueva edición del del Foro de Davos, en donde defendió un comercio libre y justo, el multilateralismo y la cooperación internacional.

En este foro participó la canciller Ángela Merkel y anunció que su gobierno está dispuesto a cooperar con EE.UU para crear mecanismos de regulación de las grandes corporaciones digitales del mundo.

Ambos gobierno apuntan a Facebook, Google, Apple y Amazon, tanto en relación a su tributación como a sus “estructuras monopolísticas”.

La idea es confrontar desde una aproximación internacional la aparición de “estructuras monopolísticas” en este sector.

A juicio de Merkel, el fenómeno de las corporaciones digitales es un fenómeno que no puede gestionar cada país por separado como está sucediendo actualmente.

Todos los acuerdos que en lo adelante suscriban con la presencia de Estados Unidos, serán en el marco de los acuerdos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, relativos a la “tributación mínima de las empresas digitales”.