Miles de salvadoreños protestan contra el presidente Bukele

Mientras la mayor parte de los asistentes a la protesta se concentraban en la plaza Morazán, un reducido grupo destrozó la cabina del cajero Chivo en la plaza Gerardo Barrios. Foto: El Faro

Miles de salvadoreños salieron a las calles a protestar este miércoles 15 de septiembre contra la Presidencia de Nayib Bukele y su control de los otros poderes del Estado.

La protesta, convocada por redes sociales, fue, «por mucho, la manifestación más grande contra el presidente» desde que llegó al poder en 2019, destacó el periódico El Faro.

La prensa local estimó entre 5.000 y 15.000 los asistentes a la marcha, que en general transcurrió de manera pacífica, salvo por algunos incidentes como la quema de un cajero de bitcoin.

Jueces, feministas, grupos indígenas, medioambientalistas, población LGBTIQ, estudiantes, médicos y otros más protestaron el miércoles, día de la independencia patria.

Bukele dice haber financiamiento para vandalizar

«¡No a la reelección presidencial, no al bitcóin, no a la militarización, no a la dictadura!» y «sin independencia judicial no hay garantías para la defensa de los derechos humanos», eran los mensajes de algunas de las pancartas portadas por los manifestantes.

Por su parte el presidente Bukele, quien, en plena celebración del bicentenario de independencia, incluyó en su discurso una reacción a lo sucedido.

«Antes de iniciar con el discurso, quiero referirme a los sucesos de hoy en la mañana, donde un grupo de personas salió a las calles para supuestamente luchar por la libertad», dijo.

El mandatario lamentó los hechos, asegurando que los manifestantes eran protegidos por algunos amigos de la comunidad internacional.

El mandatario acusó a los manifestantes de «vandalizar propiedad privada» y defendió que su gobierno no reprime las manifestaciones como si pasa «en otros donde sí hay dictaduras».

«No había policía. Hoy fueron a luchar contra una dictadura que no existe y, sin embargo, hay mucho en la comunidad internacional que la siguen vendiendo», insistió Bukele.

El detonante

La implementación del bitcóin como moneda oficial en el país centroamericano fue uno de los detonantes de las protestas, pero no solo eso.

Los manifestantes también protestaron contra la destitución de los jueces de más de 60 años de eda, al igual que la salida del fiscal general.

También rechazaron el reemplazo de los magistrados de la sala Constitucional y el fallo posterior que permitió que Bukele pueda presentarse a la reelección en 2024 o una reforma constitucional, entre otros.

No obstante, Bukele sigue manteniendo elevados niveles de popularidad en el país, de más del 80%.

Fuente: BBC mundo, El Faro