Ministra Varela lamenta lo ocurrido en penal de Guanare

Foto: VTV

La ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, dijo lamentar los hechos violentos ocurridos este viernes 1 de mayo en el Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella), ubicado en Guanare, capital del estado Portuguesa.

Textualmente dijo que “primero, rechazamos la violencia y lamentamos profundamente la situación que enluta a los hogares de humildes familias venezolanas”.

Declaró Varela que el ministerio que dirige abrió un “proceso de investigación profunda” sobre dichos eventos en los cuales se registraron 46 internos muertos y más de 50 heridos.

A su criterio, un primer aspecto de esa investigación es la identificación de los fallecidos. En ese punto Varela prefirió esperar que concluyan las indagatorias para ofrecer un balance de muertos y heridos.  

La ministra dijo que a medida que avanza la identificación de los cadáveres, se han contactado con sus familiares para informarle lo acontecido. El proceso investigativo busca determinar a los responsables “de los artífices de esa situación que se desbordó”.

Refirió que manejan una versión según la cual los privados de libertad fueron conminados por un líder negativo y su banda a irrumpir con fuerza hacia el portón de la salida. “Fueron amenazados con armas de fuego a que se fueran y asaltaran a los puestos de seguridad de la cárcel”, dijo Varela quien aclaró que esa hipótesis está sometida a un proceso de verificación.

“Seremos contundentes con quien, por motivos innobles, genera violencia que causa dolor en la familia venezolana”, adelantó la Ministra.

El Cepella es una de las cinco cárceles del país que aun no cuenta con el nuevo régimen basado en estudio, trabajo y disciplina. “Esta situación nos obliga a acelerar ese proceso de transición”, acotó.

La funcionaria indicó que las investigaciones son dirigidas por un equipo especial que hasta ahora ha recabado videos, fotos y testimonios.

Adelantó que, basado en esa investigación aun no concluida, detectaron que los privados de libertad amotinados rebasaron la prevención, punto donde comienza el área que corresponde custodiar a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), tal como los establece el Código Orgánico Penitenciario.

Y es precisamente en esa zona, cuya tela fue derribada por los internos, donde cayeron intentando fugarse, según los testimonios expuestos por los efectivos de la GNB y las imágenes registradas del hecho, explicó.  

Diputados de oposición rechazan los hechos y la versión de Varela

A lo largo de este sábado varios parlamentarios de la AN se han referido a esta masacre.

Entre los que han denunciado esta situación como una violación flagrante de los derechos humanos se encuentran las diputadas Delsa Solórzano, María Gabriela Martínez, Olivia Lozano.

También el presidente de la AN Juan Guaidó rechazó este suceso responsabilizando al gobierno de Nicolás Maduro, y específicamente a la ministra Iris Varela de estas 46 muertes.

Más temprano, la diputada por el estado Portuguesa María Gabriela Martínez sostenía que no era cierta la versión oficial que indicaba que el motín se produjo por un intento de fuga de los privados de libertad.

La parlamentaria desdecía este relato gubernamental indicando que la razón principal de la reyerta se debía a la negativa de los custodios de la GNB en el penal para el ingreso de alimentos que le llevaban sus familiares.

Familias de los privados de libertad muertos también repudiaron la versión ministerial. Aseguran que además de no dejarles ingresar la comida y agua que les llevaban, los efectivos militares le dispararon a quema ropa a varios de ellos.

Bachellet y ong también se han pronunciado

A través de un tweet, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, que dirige Michelle Bachellet, expresa su gran preocupación ante lo ocurrido en este penal. Instaba a las autoridades venezolanas a profundizar las investigaciones con el rigor requerido.

Por su parte, el Observatorio Venezolano de Prisiones confirmaba que 46 cadáveres habían sido llevados a la morgue del hospital Miguel Oraá de Guanare. La ong de derechos humanos también informaba que seguía atenta al desarrollo de la situación.

El observatorio amplía la cifra a a 47 muertos y 75 heridos, 52 de los cuales permanecen hospitalizados,

En horas de la mañana, el obispo de la Diócesis de Guanare, monseñor Trino Valera, no solo se solidarizaba con los familiares de las víctimas sino también exigía a las autoridades penitenciarias esclarecer cuanto antes este hecho sangriento y brindarle protección a quienes quedaban todavía en ese centro penitenciario.

En un poco más de 50 días se han producido 5 eventos en centros de detención y penales del país con más de 60 privados de libertad muertos.

En el estado Zulia han ocurrido dos fugas de centros de detención preventiva entre marzo y abril. Las autoridades regionales han informado que varios de los evadidos habían sido “neutralizados”.

En el estado Guárico también se presentó una situación similar, donde habían sido detenidos varios funcionarios policiales por estar supuestamente implicados en la evasión.

Este sábado fue ultimado un fugitivo de una recinto policial del estado Trujillo. En la noche de este viernes se habían fugado cuatro privados de libertad.