Misterioso buque iraní podría llegar a Venezuela en julio

Siete botes pequeños de ataque rápido en cubierta. Foto: cortesía CNN
Siete botes pequeños de ataque rápido en cubierta. Foto: cortesía CNN

El «misterioso» buque iraní que tendría como destino un puerto venezolano arribaría en julio, según expertos norteamericanos de la comunidad de inteligencia que intentan descifrar la idea de Irán al enviar un buque militar a Venezuela.

El buque fue identificado por Maxar Technologies como “Makran”, una base flotante de carácter militar que permaneció durante varios días en el puerto de Bandar Abbas de África.

Según las últimas informaciones difundidas por la prensa internacional, sitúan al buque en el Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur del continente, al menos, hasta este 11 de junio.

De acuerdo con algunas apreciaciones, el buque iraní podría ingresar a aguas del Atlántico durante la primera semana de julio, y a mediados del mismo mes tacará un puerto en Venezuela, si no cambia de ruta.

El seguimiento satelital permitió saber que el buque ha permanecido parado frente a las costas de África por varios días, reveló el Pentágono, según CNN.

Estados Unidos aún no ha podido determinar lo que intenta trasladar Irán en el buque. Las imágenes satelitales revelan que en la cubierta hay siete botes pequeños de ataque rápido y es, por lo pronto, lo único que puede demostrar que Irán intenta entregar armas al gobierno de Maduro.

Los botes pequeños de ataque rápido habrían sido usados por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán para atacar a los barcos militares de Estados Unidos en el Golfo Pérsico, y esto constituye una preocupación para Norteamérica. Pueden equiparse con una variedad de armas que van desde armas pequeñas, misiles antibuque y torpedos.

Por su parte, el portavoz del Pentágono, John Kirby, aseguró que cualquier envío de armas iraníes al hemisferio occidental sería un “acto de provocación y una amenaza para los aliados de Estados Unidos”.

Ante esta posible amenaza a los socios o aliados de Estados Unidos, el gobierno de Biden no dudaría en actuar.