Municipio petrolero deltano se queda sin comida por falta de combustible

28
Al municipio Pedernales no arriba alimento desde la primera semana de junio.

La localidad de Pedernales ha quedado sin despensa. La falta de combustible para trasladar provisiones a ese municipio, que está al norte de Delta Amacuro y cuyo acceso se hace por vía fluvial, mantiene aislados a sus habitantes.

No arriba comida desde hace 20 días, tiempo en el que la falta de carburante ha recrudecido en el estado Delta Amacuro. La gestión de la gobernadora Lizeta Hernández apenas ha priorizado -con la disminuida cantidad de camiones cisternas- los ayuntamientos de Tucupita y Casacoima, obviando las locaciones fluviales.

“Aquí necesitamos gasolina, porque si no, no comemos. Ya no hay pescado y llegan solo algunos productos que traen de Maturín o Tucupita”, informó la señora Verónica Farrera,  la mañana de este lunes 01 de julio.

Los comerciantes que están en Pedernales deben aguardar por el zarpe de alguna embarcación desde Tucupita para lograr llevar la mercancía a través del caño Manamo, río abajo.

Los alimentos que expenden los Comités Locales de Abastecimiento y Producción demoran unas tres semanas en volver a llegar a Pedernales, pero ahora la gabarra con la que transportaban los alimentos está anclada, probablemente sin combustible.

“Los productos que venden aquí tienen casi el mismo precio que en los comercios de Tucupita. La diferencia es que por aquí solo se trabaja con el dinero en efectivo”, aseguró la vecina de Pedernales.

Los pescadores de Pedernales recurrían a los revendedores de gasolina para comprar un bidón en dólares, sin embargo, el combustible revendido también se está agotando.

“Nadie tiene combustible y si alguien consigue poquito, igual la Guardia  se lo quita”, dijo la señora Verónica Farrera.