«Necesitamos medios para salir de la opacidad que tenemos en el país»

medios-Venezuela
Foto: Archivo.

Los medios de comunicación de Venezuela atraviesan por una difícil situación que ha sido denunciada por decenas de organizaciones nacionales e internacionales. Sin embargo, para Alba Perdomo, periodista y docente de la Universidad Católica Andrés Bello, siguen siendo un aliado para la sociedad civil en su día a día, pues ayudan a hacer frente a los embates de la coyuntura nacional.

Perdomo, oriunda de Guárico pero que en los últimos 22 años se ha radicado en Ciudad Guayana, explicó que una sociedad que no se informa es como aquella persona que está en un pasillo oscuro sin conocer lo que ocurre a su alrededor, por lo que podría estar destinado a tropezar.

«Necesitamos medios para conocer lo que sucede en Venezuela y el mundo, y salir de esta opacidad que tenemos en todas las instancias del paí s», expresó a Radio Fe y Alegría Noticias. «Por eso es que es tan relevante la presencia de medios que informen sobre las realidad, desde lo positivo hasta lo negativo».

Cientos de diarios impresos han tenido que cerrar por falta de insumos, obligando al país a migrar prematuramente, y con carencias de conectividad, a iniciativas digitales. Pero en medio de esta adaptación, han surgido ataques por parte del Estado contra la libertad de expresión, pero también de grupos civiles, de acuerdo a Perdomo. Por eso siempre hay que tener en cuenta el por qué algunos ciudadanos toman este tipo de acciones.

«Cada vez que un medio es criminalizado por alguien, siempre hay que preguntarse: ¿qué interés hay en esa persona? O, ¿qué creencia, qué tema tocó ese medio que le irritó y ahora pretende impedir su difusión? ¿Qué agenda oculta tiene esa persona que está acusando al medio de mentiroso? ¿Y por qué lo hace?», destacó Perdomo.

Luchar contra las fake news

Perdomo también aseguró que frente a la situación que vive el país, hay personalidades, organizaciones o medios que no suelen ofrecer una información veraz, con el propósito de controlar la «emocionalidad» de los venezolanos.

«Es importante que el ciudadano se informe bien. Para luchar con esas noticias falsas que apelan a la emocionalidad, a la indignación o a la alegría de quien lo lee, y que siente aplicada sin ningún criterio», añadió.