Nirma Hernández: el voluntariado en Venezuela ha tenido un impacto decisivo

205

Nirma Hernández, voluntaria del programa Muévete una iniciativa de Asociación de Promocion Humana, subrayó en el marco del Día Internacional de los Voluntarios que el voluntariado en Venezuela ha tenido un impacto decisivo en la atención de los más vulnerables, respuesta humanitaria y asistencia de emergencias naturales en los últimos seis años de crisis aguda. 

Hernández afirmó, en el programa Claro y Raspao‘ de Radio Fe y Alegría Noticias, que desde su organización brindan acompañamiento tanto emocional como espiritual a quienes sufren, adquiriendo un sentido de trascendencia, bien común y un patrimonio de resiliencia en medio de la adversidad que todos deberíamos aprender y cultivar.  

Recordó que se caracteriza por ser una acción libre, sin remuneración y para el bien común. Desde Cáritas Venezuela, estiman que cuentan con unos 30 mil voluntarios y que existen unas 16 mil personas asociadas al sistema de protección y defensa civil, al igual que diversas organizaciones construyendo ciudadanía y valores, con una capacidad de respuesta de gran relevancia. 

Las dificultades mostraron la solidaridad del venezolano

Hernández indicó que la adversidad mostró el rostro de un ciudadano solidario, que dejó de lado la confrontación política y la polarización, pudiendo encontrarse para ver cómo ayudar al otro y hacer frente a las carencias más urgentes. 

“No solo se es voluntario en espacios de asistencia humanitaria. Las personas de manera anónima realizan actividades en favor de otros, lo cual es muy valioso para reconstruirse como sociedad”, contó.

Reveló que, a veces, el voluntariado en Venezuela padecía las mismas necesidades de quienes acudían en busca de asistencia, pero seguía motivado a aportar gracias a su vínculo de compromiso cristiano y por no querer quedarse con las manos cruzadas ante lo que sucedía. 

Para Hernández, aquellos que internalizaron que lo que hacían por pequeño que fuese iba a sumar, hicieron la diferencia para que muchas personas que requerían respaldo hallaran auxilio y acompañamiento. 

Describió su experiencia como gratificante y que allí pudo encontrar un lugar de realización y libertad. Consideró que es un compromiso y una tarea pendiente para todos poder estimular a los jóvenes y adolescentes a sumarse.

“Encontrar en el voluntariado un espacio de participación real, vivencia con su realidad y transformación positiva del entorno, viendo y asumiendo lo que sucede en el país no como una tragedia, sino como una oportunidad de actuar”, sentenció.