“No se pueden hacer acusaciones a la ligera porque hacen daño”

40
Archivo

“Este es un programa público, abierto… comunicamos el número de teléfono por nuestras redes al cual hay que llamar para poder ver si tenemos las medicinas. No ocultamos nada”.

Así comenzó su intervención en Radio Fe y Alegría Noticias este martes 8 de setiembre Feliciano Reyna, coordinador de la ONG Acción Solidaria (AS), cuya sede fue allanada por las FAES este lunes, con la detención arbitraria de 8 de sus trabajadores.

Versiones extraoficiales indicaron que los funcionarios policiales habrían aplicado el procedimiento porque presuntamente estarían verificando denuncias sobre la venta ilegal de medicinas por parte de la organización y que además las mismas estarían vencidas.

Al respecto, Reyna aclaró que “uno se puede hacer acusaciones a la ligera porque hacen mucho daño”.

Sin embargo, en el supuesto negado de que alguien haya dicho que allí estaba ocurriendo eso, “lo que debe suceder es que esa persona acuda a la organización y exija explicaciones de qué es lo que está pasando y los miembros de la organización tengan la posibilidad de decir qué es lo que funciona allí y cómo”.

El activista señaló que en AS no trabajan solos, sino que lo hacen con otras organizaciones humanitarias y forman parte del equipo humanitario de Naciones Unidas y de la Organización Panamericana de la Salud en Venezuela.

Dijo que se enteraron del procedimiento por los vecinos de la zona donde está la sede de la organización porque tampoco fueron notificados formalmente del mismo.

“Los vecinos nos avisaron que a los muchachos los montaron en un camión y se los estaban llevando. Esa era la única información que teníamos”, acotó Reyna.

Reunidos con el canciller Arreaza

Este “mal entendido” de las FAES llegó después de una reunión que varias ong de derechos humanos y de ayuda humanitaria sostuvieron con el Ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, hace una semana atrás.

Por eso, para el coordinador de Acción Solidaria esta acción le pareció sorpresiva y desconcertante.

“La cancillería es la que lleva la coordinación de la parte humanitaria del sistema de la ONU”, indicó.

Al calificar esa reunión como “muy positiva”, destacó que en el encuentro se le solicitó al ministro la protección del trabajo de las organizaciones que están involucradas en este ámbito.

Este acuerdo sirvió para que en este caso particular “la cancillería nos respondiera de forma inmediata cuando le hicimos saber lo que estaba pasando”.

Al final de la tarde, él mismo fue contactado por el director general del MRE y luego fueron liberados los 8 trabajadores y les devolvieron las medicinas e insumos que los agentes policiales también se habían llevado sin ningún tipo de orden legal.

Reyna dejó claro que este incidente trastocará por unos días el trabajo que venían haciendo “porque tenemos que hacer de nuevo los inventarios, reorganizar las medicinas, los turnos de trabajo y volver a empezar a ofrecer nuestros servicios y atenciones a las personas que lo requieran”.

Finalmente pidió a los organismos correspondientes que este tipo de situaciones no vuelvan a presentarse porque Acción Solidaria y otras organizaciones de carácter humanitario van a continuar en “el terreno atendiendo a las personas que necesiten nuestra mano”.

Este lunes por la noche la Comisión de Justicia y Paz de la CEV se pronunció sobre el hecho rechazando categóricamente la detención arbitraria de las 8 personas y calificó la acción como parte de una política de amedrentamiento contra los activistas humanitarios.