Obispo Moronta exigió inmediata liberación de niña secuestrada en Táchira

Archivo

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Mario Moronta, pidió este domingo 3 de enero la liberación de la niña de 4 años que fue raptada el día viernes primero en la población de San Juan de Colón, municipio Ayacucho, estado Táchira.

Ese día 1 de enero varios hombres, a bordo de una camioneta, interceptaron al tío de la niña Antonella Guadalupe Maldonado Roa, y al tratar de resistirse le dieron un tiro y se llevaron a la pequeña.

El suceso se registró frente al estadio de béisbol de la población cuando el hombre y la infante se encontraban caminando por el sector.

Por este hecho, que ha conmocionado a toda la entidad, Moronta le hizo un llamado a los secuestradores para que la devuelvan sana y salva a su familia.

En concreto, aprovechó una intervención que tuvo por una radio regional «para hacerle un llamado a esas personas inescrupulosas que raptaron a la niña para que no solamente se conviertan y dejen de hacer el mal sino para que además la devuelvan sana y salva».

El prelado señaló que nadie es dueño de la vida ni de las personas sino «solo Dios». Dijo apelar a la conciencia «de cada uno de aquellos que han participado en este bochornoso acontecimiento».

Igualmente le extendió su solidaridad a la familia de la niña junto con sus oraciones «y todo aquello que podamos hacer para lograr que Antonella llegue pronto a su casa».

Cabe destacar que este es el segundo secuestro de niños que se registra desde julio de 2020 hasta inicios de este 2021 en la zona norte del Táchira.

El anterior plagio fue el de un niño de 11 años en la población de La Fría quien duró aproximadamente 10 horas en poder de una banda que operaba en la zona.

En este nuevo caso, por lo pronto, se desconoce el móvil del plagio.

En esta entidad también se han registrado varios secuestros denominados exprés por los cuales solicitan dinero en dólares y pesos colombianos a sus familiares.

Al cierre del año, diferentes ONG de derechos humanos reportaron que este estado andino fue el primero del país con más secuestros en 2020 con más de 50, aún en plena pandemia.

Por Jorge Labrador | Radio Fe y Alegría Noticias