Oferta de viajes clandestinos hacia y desde Trinidad y Tobago no se detienen

Las promociones siguen llevándose a cabo a través de la red social Facebook aun en medio de desalojos de venezolanos en la vecina isla.

También a pesar del confinamiento social que persiste en ambos países.

Los viajes se realizan clandestinamente por vía fluvial desde y hacia Trinidad y Tobago.

Hasta ahora hay usuarios que rechazan estas ofertas por ser inseguras. No obstante, varias personas deciden regresar o irse de Venezuela en medio de las consecuencias múltiples generadas por la emergencia sanitaria por Coronavirus.

A través del grupo de Facebook “Ventas Tucupita” se puede apreciar que la última publicación donde se ofertan viajes desde Venezuela hasta Trinidad y Tobago fue realizada el pasado 26 de abril del 2020.

El post obtuvo 11 comentarios de personas que se mostraron interesadas, entre ellas, una ciudadana que asegura ser de Tucupita y busca marcharse a la vecina isla con más acompañantes.

“Buenas, estoy en Tucupita y quiero ir a Trinidad. Somos varios”, dice parte del comentario realizado.

Migrar a Trinidad y Tobago o retornar a Venezuela significa invertir al menos 200 dólares sin garantías de no ser estafados. Es un riesgo que desafían con  tal de marcharse.

En la isla persisten los desalojos mientras que en Venezuela se padecen las carencias generalizadas.

Las ofertas de viajes hasta la vecina isla se habían paralizado por varias semanas. A finales de marzo y principios de abril del 2020, no se visibilizaron publicaciones en los diferentes grupos de Facebook, según un seguimiento llevado a cabo por Radio Fe y Alegría Noticias.

Una cuenta en Facebook de nombre “Tucupita Trinidad” ofertó viajes el pasado 14 de abril, en medio de una ola de regreso migratorio.

Los viajes que se están realizando en las últimas semanas han sido cuestionados por varios usuarios que solicitaron el servicio. Los encargados prometen llevarlos directamente a Tucupita, no obstante, para el 17 de abril ocurrió un caso donde los deltanos quedaron “varados” en el mar, en una zona que conocen como “la barra”, tal como lo hizo público una usuaria.

La gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, ha reiterado en varias oportunidades que el arribo de las personas a Tucupita desde la vecina isla debe ser notificados por parte de los familiares.

Forma parte de una de las medidas sanitarias tomada por el gobierno regional para evitar la propagación de la COVID-19.