OPS alerta sobre las consecuencias de la pandemia en poblaciones indígenas

Las poblaciones aborígenes también tienen tasas de inseguridad alimentaria y diábetes tipo 2, los que las hacen aún más vulnerables al brote infeccioso. Foto: cortesía.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, advirtió sobre el impacto de la COVID-19 en las poblaciones indígenas quienes se ven afectadas por enfermedades como la tuberculosis o malaria, “lo que las hacen más propensas a sufrir la carga de esta pandemia”.

Etienne expresó en una sesión virtual vía Twitter que dichas poblaciones también tienen tasas de inseguridad alimentaria y diábetes tipo 2, los que las hace aún más vulnerables al brote infeccioso.

También refirió que las poblaciones indígenas cuando viven en zonas aisladas o remotas, enfrentan desafíos debido a las interacciones con grupos no indígenas que pudieran ser portadores del Coronavirus y otras enfermedades.

La alarma de la OPS se debe a la presencia de alguno de los cuadros más dramáticos de la pandemia por el Coronavirus en Latinoamerica, como lo son Iquitos, en Perú, y Manaos, en Brasil.

En el primero de ellos, Iquitos, la capital de Loreto un departamento del Perú, los hospitales que atienden a pacientes con la COVID-19 están colapsados desde mediados de abril. Según un médico peruano de esta localidad, la situación se volvió incontrolable” pues la ciudad ya estaba muy afectada por la epidemia de dengue desde hace varios meses.

En el Amazonas brasilero la situación luce aún más compleja. El alcalde de Manaos, Arthur Virgilio Neto, denunció el 8 de mayo que están viviendo “una película de terror”, con más de 4.000 contagios y 620 muertos por el nuevo Coronavirus, lo que ha causado el colapso del sistema de salud de la principal ciudad amazónica de Brasil.