OPS: Solo una de cada cinco personas está vacunada en Latinoamérica

Foto: Referencial web

Durante la última semana se reportaron 1.4 millones de casos de la COVID-19 y casi 20 mil muertes en la región de las Américas y el Caribe. Esto, según aseguró la doctora Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Etienne manifestó en rueda de prensa que las infecciones y muertes por la COVID-19 han subido rápidamente en todo el Caribe. Países como Puerto Rico, Jamaica y Cuba incrementaron los contagios y muertes.

Mientras que en Trinidad y Tobago las muertes semanales siguen ascenso. En Jamaica los casos subieron un 49% y las muertes un 70%.

Por su parte, en Brasil, la ocupación hospitalaria es inferior al 80% por primera vez desde noviembre. Sin embargo, la transmisión sigue siendo muy activa.

Los casos y muertes por COVID-19 también se están incrementando en Centroamérica, particularmente en Costa Rica y Belice. La mayoría de los países de América del Sur están experimentando una disminución de nuevos casos.

Estados Unidos ve un ascenso en los casos en más de un tercio y Canadá en más de la mitad. En México se ha considerado que más de dos tercios de los estados tienen un riesgo “alto” o “crítico” a medida que los hospitales se llenan de pacientes con COVID-19.

La representante de la OPS apuntó que en Latinoamérica solo una de cada cinco personas está vacunada contra la COVID-19.

Advirtió de la necesidad de avanzar en el proceso de inoculación ante la creciente presencia de la variante delta.

Situación aguda en Haití

Sobre la situación en Haití, la directora de la OPS aseguró que es especialmente aguda tras el devastador terremoto de este fin de semana.

Manifestó que la OPS y la comunidad internacional activaron equipos para apoyar todos los aspectos de la respuesta de salud.

Entre las miles de víctimas del terremoto se encontraba el Dr. Ousmane Touré, un epidemiólogo dedicado que apoyaba en el país.

“La pérdida del Dr. Touré es emblemática de los peligros que enfrentan los trabajadores de la salud y los extraordinarios sacrificios que han hecho durante esta pandemia” lamentó Etienne.

Por otro lado, dijo que las tormentas tropicales y las fuertes lluvias han agregado nuevos desafíos para los trabajadores de salud de primera línea de Haití, complicando los esfuerzos de búsqueda y rescate en curso y la entrega de suministros.

“La situación en Haití, y de hecho en toda la región, subraya cuán crítico es controlar esta pandemia en las Américas” agregó la médico.