Ordenan aplicar pruebas de Coronavirus a migrantes que regresaron

El presidente Nicolás Maduro aseguró que este fin de semana han regresado mil 652 migrantes venezolanos desde la frontera con Colombia por el estado Táchira.

En la jornada del sábado arribaron mil 202 personas mientras que este domingo regresaron otros 450.

En un contacto telefónico con el canal Venezolana de Televisión, Maduro destacó la orden dada a los jefes de la Región y la Zona de Defensa Integral (REDI y ZODI) y al denominado protector del estado Táchira, Freddy Bernal, de hacerles la prueba rápida «que hay suficientes ahí en la frontera».

«A todos hay que recibirlos con amor, con cariño y con todas las medidas preventivas», dijo en su contacto con el programa TV Foro.

«Los que den positivo, van directo al CDI y a los hospitales. Ya están las camas listas para recibirlos y atenderlos. Los que den negativo, van a los hoteles y a los lugares que están reservados para pasar la cuarentena de 14 días obligatorios y antes de darlos de alta, les volvemos a hacer la prueba», explicó.

También señaló que «estamos tomando todas las medidas de prevención para que no entre ningún caso positivo a Venezuela. Todo caso positivo que pudiera venir en los migrantes venezolanos, quedará en la frontera. Será atendido, será curado en tiempo real y después dado de alta sano y llevado a su casa».

Maduro también indicó que los venezolanos que regresaron este fin de semana «la mayoría tiene el carnet de la patria, tienen los bonos de todos estos meses depositados. Osea que llegan con los bonos depositados de la patria que sí tienen».

El primer mandatario nacional aseguró que se están preparando para recibir a 15 mil migrantes venezolanos que están regresando de Colombia, Ecuador y Perú.

Máquinas rechazadas

Este domingo, se hizo público el rechazo que el presidente de Colombia, Iván Duque, hizo a las dos máquinas para pruebas de COVID-19 que envió el gobierno venezolano.

Al respecto, Maduro comentó que, a su juicio, Duque «ha cometido un error. no tiene derecho de rechazar dos máquinas de la mayor tecnología del mundo que le van a aportar al pueblo de Colombia, salud».

Aseguró que su homólogo colombiano «prefiere la muerte» al no recibir estas dos máquinas que «podrían salvar cientos o hasta miles» de vidas.