Pacaraima: desorden migratorio despierta aires xenófobos contra venezolanos

El flujo sostenido de venezolanos que huyen de la grave crisis humanitaria en el país, mantiene a Pacaraima, Brasil, al borde de un colapso social y posibles actos de xenofobia. Los residentes de Pacaraima aseguran que ya no soportan el desorden.

Ante esta realidad, instaron a las autoridades locales y nacionales aplicar medidas de control migratorio. En caso de continuar la inacción de los organismos oficiales de Brasil, los residentes de Pacaraima están dispuestos a «tomar medidas drásticas».

Denunciaron que el robo es uno de los factores de mayor incidencia con el auge de venezolanos que ingresan a Brasil a través de Pacaraima.

De acuerdo con una publicación de El Nacional, los residentes de la zona fronteriza de Brasil ha presenciado «escenas de crímenes bárbaros nunca antes vistos en Pacaraima».

Además de todo el grave panorama social y de desorden, Kleber Borges, representante de la Cámara de Comercio de Paracaima, denunció que la suciedad en la ciudad ya es insoportable.

“No podemos continuar con esta situación desordenada, de ellos seguir durmiendo en la calle, orinando, defecando y muchas veces robando para poder alimentarse», dijo Kleber Borges, citado por el diario venezolano.

Borges se refirió a los incidentes xenófobos violentos ocurridos en el 2018, y advirtió a las autoridades que esto podría volver a suceder.

«La población no quería hacer aquello pero fue provocada, primero por la omisión del Poder Público y segundo por el contraataque de los inmigrantes”, dijo Borges.

Para el representante de la Cámara de Comercio de Pacaraima, las acciones del 2018 no fueron contra los venezolano en sí. Informó que las acciones violentas fue contra aquellos migrantes que incurrieron en vandalismo.

Pacaraima es el municipio brasieño hasta donde arriban gran cantidad los venezolanos. La mayoría en busca de una mayor calidad de vida y atención médica.

¿Qué exigen los brasileños de Pacaraima?

En una asamblea realizada el martes, los residentes de Pacaraima exigieron:

  • Control de seguridad de la entrada de migrantes por trochas.
  • Control judicial de quienes entran a Brasil.
  • Necesidad de mayor espacio para acogerlos, carencia de espacio e insumos en los sistemas de salud y educación por la creciente demanda.
  • Protección de de áreas protegidas.
  • Garantías de seguridad en las calles.
  • Limpieza de las áreas púbicas.