Padres en Maturín se arman de paciencia para educar en casa

Foto: Meli Espina

Padres de Maturín expresan que la dinámica de educar en casa es compleja en tiempos de pandemia.

Muchos se apoyan en la modalidad de clases radiales que brinda Fe y Alegría, mientras que otros se las ingenian para lograr que sus pequeños cumplan con las asignaciones con creatividad y paciencia. 

Los representantes de los niños contaron a Radio Fe y Alegría Noticias cómo, con mucha paciencia, manejan la dinámica de estudio en casa. 

Dulmarys Hernández es madre de dos niños en edad escolar y manifestó que las clases radiales son un complemento pero con niños inquietos y llenos de energía, debe tener mucha paciencia para cumplir con la tareas.

Sus hijos frecuentemente tienden a distraerse, por lo que considera que esta alternativa puede ser buen para estudiantes en grados más avanzados pero no tanto para los más pequeños de la casa.

Sumado a ello, la situación que vive es la de muchos hogares venezolanos donde no tienen disponibilidad de un teléfono inteligente o un computador con acceso a Internet; razón por la cual en cada semana de flexibilización dedica un día a trasladarse a la unidad educativa donde estudian sus hijos para copiar las clases pautadas para la semana en curso y la siguiente radical. 

“Hay niños que no tienen esa facilidad de aprendizaje y se les dificulta aprender; la radio ayuda mucho, pero para los mas pequeños los padres debemos ser pacientes y creativos, ya que necesitan una atención más personalizada”, señaló.

La rutina a pesar de la circunstancias

Su método es intentar mantener la rutina escolar lo más normal que se pueda.

“Cuando los niños tienen que hacer tareas, procuren que sea en el turno de la tarde que es al que estaban habituados; si hay posibilidad, les doy su meriendita en el descanso e incluso, de vez en cuando los visto con sus uniformes para no perder la costumbre”, recomendó Dulmarys a otros padres y cuidadores.

Esta madre señaló que se dificulta abordar muchos temas del aprendizaje de sus hijos.

“Muchos padres no tenemos el suficiente conocimiento o la suficiente paciencia para impartirle el conocimiento educativo que requiere a un niño”, expresó.

Enfatizó que no está bien que los padres se encarguen de hacer las asignaciones sin la participación de los niños ya que es importante que ellos mismos hagan sus actividades y tengan conocimiento de lo que están haciendo, cosa que no sucede cuando por diversas razones estos son desplazados de sus deberes escolares.