Papa Francisco: “Hay sacerdotes que hablan mucho”

los curas “deben ayudar a trasladar la Palabra de Dios del libro a la vida”, pues “entre las muchas palabras de Dios que escuchamos cada día en la misa siempre hay una destinada en particular a nosotros.

58
Papa Francisco
Pope Francis during the funeral mass for late Pope Emeritus Benedict XVI in St. Peter's Square at the Vatican, Thursday, Jan. 5, 2023. Benedict died at 95 on Dec. 31 in the monastery on the Vatican grounds where he had spent nearly all of his decade in retirement. (AP Photo/Andrew Medichini)

El papa Francisco ofreció una nueva clase de su ciclo de catequesis sobre El Espíritu y su Esposa a los fieles que de agrupan en la plaza de San Pedro, en Roma.

En esta oportunidad, habló de la necesidad de leer siempre la biblia, todos los días un pasaje, una lectura diaria. Instó a las personas a llevar las sagradas escrituras en el bolsillo.

El reto de los sacerdotes

Para el papa, los curas “deben ayudar a trasladar la Palabra de Dios del libro a la vida”, pues “entre las muchas palabras de Dios que escuchamos cada día en la misa, siempre hay una destinada en particular a nosotros. Algo que toca el corazón. Acogida en el corazón, puede alegrar nuestro día, animar nuestra oración”.

Para Francisco, “hay sacerdotes que hablan mucho” y no saben de qué en las homilías, por eso les dio algunas pistas para preparar sus reflexiones en las misas.

El papa Francisco y la oración por la paz

El papa destacó la acción de “inspirar” que tiene el Espíritu Santo. “En el Credo decimos que es Él quien habló a través de los profetas”.

Él es quien inspira a los autores sagrados de la Biblia, por lo que reconocemos que esta es Palabra de Dios. “Él es quien nos la explica haciéndola viva y eficaz”, dijo.

“El Espíritu Santo se encarga de seguir nutriendo a la Iglesia con la Palabra divina, porque es bajo su guía que nosotros podemos leerla, meditarla y llevarla a nuestra propia vida”, agregó.

“Y esto sucede cada vez que tomamos un fragmento de la Sagrada Escritura para tener un momento de oración, pero particularmente cuando la proclamamos en la Eucaristía, donde constatamos cómo una enseñanza del Antiguo Testamento encuentra su plenitud en el Evangelio de Cristo”, reflexionó el papa.

Antes de despedirse, rezó por “la martirizada Ucrania, por Palestina, Israel, Myanmar y tantos países que están en guerra”: “Oremos por la paz, hoy necesitamos la paz. La guerra es siempre, desde el primer día, una derrota. Que el Señor nos dé fuerzas para luchar siempre por la paz”.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.