Para Froilán Barrios, el venezolano es un esclavo moderno

Froilán Barrios - trabajador venezolano es un esclavo moderno

El secretario general del Movimiento Laborista, Froilán Barrios, aseguró que el nuevo aumento salarial demuestra “la improvisación” del gobierno venezolano en materia laboral.

Rechazó el concepto de “aumento del salario integral”, recordando que sólo la mitad de los 300 mil bolívares corresponden al salario, mientras que el resto es equivalente al bono de alimentación.

El también profesor de la Universidad Católica Andrés Bello dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que considera “ridículo” el monto del nuevo salario mínimo, “ante una canasta alimentaria que ya está cercana a los 5 millones de bolívares”.

Barrios opina que la decisión contradice la recomendación del informe de la Organización Internacional del Trabajo de consultar los ajustes salariales con los gremios de trabajadores y la empresa privada.

El trabajador venezolano es un esclavo

Barrios recordó los datos emitidos por la Organización Internacional del Trabajo en su 108ª conferencia anual, que señalan que 700 millones de trabajadores viven en pobreza y, de esos, 200 millones están en pobreza extrema.

Explicó que se consideran en pobreza extrema aquellos trabajadores que ganan menos de 2 dólares diarios y el nuevo salario mínimo equivale a 0,5 dólares diarios, o 15 dólares mensuales.

“Es muy distante de los dos dólares diarios que establece la OIT y el Banco Mundial para definir a quienes son casi que esclavos. El venezolano hoy busca hasta dos o tres labores diarias. Además de su salario mínimo se redobla en otras actividades, ejerce la economía informal, taxea…”, señaló.

Por esa razón, los trabajadores terminan acumulando más de 60 horas semanales, lo que es inconstitucional.

“Eso hace que las jornadas que establece la constitución, que son de 8 horas, llegan hasta 16 horas diarias y se acumulan más de 60 horas semanales para poder sobrevivir. Por eso es que yo concuerdo con esa decisión de que estamos en una esclavitud moderna”, expresó.

Las remesas no sostienen

Barrios se mostró en desacuerdo con las afirmaciones sobre familias que sobreviven gracias a las remesas. Explicó que, en primer lugar, no hay estudios precisos que confirmen esos datos.

También consideró que una persona que se va a trabajar al exterior no podría ganar lo suficiente para realmente sostener a sus familiares.

“¿Cuánto puede enviar una persona que trabaja en Ecuador, o en Perú? Lo que envía ayuda, pero evidentemente no es lo que va a resolver la situación del trabajador venezolano”, sentenció.

En ese sentido, hizo énfasis en la reactivación del personal jubilado y pensionado, quienes se han visto obligados a volver al mercado laboral. Además, comentó que los empleadores privados encontraron maneras de duplicar o triplicar los salarios oficiales para evitar que su personal renuncie.

El gobierno congeló las negociaciones

El profesor universitario afirmó que el gobierno congeló por completo las negociaciones colectivas en el sector público, mediante la resolución 2792 firmada en octubre de 2018.

Según Barrios, la resolución establece un contrato único en el que entran los 2 millones de trabajadores, sin considerar sus niveles de preparación, tiempo de servicio o institución. Además, suspende la discusión de los contratos, dejándolos en manos de un ente centralizado.

Por esa razón, los trabajadores de distintos sectores e instituciones de la nación decidieron ir a paro como modo de “confrontar” la política salarial que viene empleando el gabinete de Nicoloás Maduro.