Paraguaipoa mira hacia atrás con nostalgia

guajira
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Paraguaipoa, la segunda capital indígena de Venezuela y uno de los pueblos más importante del país, arribó este 12 de noviembre a sus 139 años y sus habitantes rememoraron historias y anécdotas del pueblito que los vio crecer; el pueblito que hoy en día se encuentra sumergido en el abandono.

Desde su fundación, Paraguaipoa no contaba con carretera ni servicio eléctrico, pero para sus pobladores era uno de los pueblitos más seguros y tranquilos que pueden recordar. En aquellos días solían correr y jugar en la Plaza Bolívar; hoy los nativos añoran esos tiempos en las que se vivían con seguridad y compartían con vecinos y amigos.

Queso por un bolívar y ñapa en las tiendas

“Paraguaipoa antes era un pueblo sano. Recuerdo que dormíamos afuera y no pasaba nada. Aquí no había calles: eran médanos hasta Los Filúos. Antes compraba queso con un bolívar y eso alcanzaba para toda la familia. En los tiempos de ahora estamos sin agua, sin alimento y en medio de la inseguridad”, recordó Lucila Semprúm.

“Tengo 82 años viviendo en este pueblito y nunca habíamos vivido tanta inseguridad y tantas escasez. Extraño las ñapas que daban en las tiendas: me regalaban caramelos, ahora tienes que pagar si quieres un dulce. Los gobernantes municipales no se apiadan de nuestra necesidades. Es triste la realidad”, añadió.

A su vez, Librada Silva añora la bonanza en aquellos tiempos. “Estos últimos años hemos enfrentando tantas penurias: nos quieren matar de hambre, estamos sin agua, sin gas, sin nada”.

Apesar de las necesidades, los nativos de Paraguaipoa salieron a las calles y plazas este 12 de noviembre para celebrar los 139 años de su terruño, o rinconcito ensoñador.

Norma González