Personal de la escuela Ángel de la Guarda inició proyecto para preservar sus espacios

Foto: cortesía

En el marco de los 35 años de fundación de la Escuela Técnica de Fe y Alegría Ángel de la Guarda, estudiantes y profesores hicieron un llamado de apoyo a la comunidad para la conservación de los espacios del plantel debido a los recientes actos de vandalismo.

Lilian Pereira, directora de la institución, expresó que la situación con respecto a la inseguridad «no detendrá la voluntad de los educadores de seguir apostando por el futuro de los estudiantes que hacen vida en Ángel de la Guarda».

Con el objetivo de resguardar y preservar los espacios del colegio, el equipo directivo hizo la propuesta de comenzar el proyecto “Una Luz para mi Escuela”.  

“Este proyecto surge no solo para subsanar la problemática que estamos atravesando, sino también porque nuestra escuela en su 35 aniversario bien lo merece”, acotó.

La primera fase de este proyecto se trabajará desde la coordinación de ciudadanía y dirección. El mismo consiste en solicitar el apoyo de la comunidad para que los vecinos con casas adyacentes al plantel coloquen bombillas para contribuir con la iluminación de los pasillos de la escuela.

La segunda fase consiste en solicitar a Corpoelec un presupuesto y el apoyo en el alumbrado de los postes o en su defecto, que se les facilite un inventario del número de bombillas necesarias para activarlas con recursos económicos obtenidos de proyectos de autogestión en conjunto con la comunidad.

José David Tineo Cedeño, estudiante del cuarto grado del Ángel de La Guarda, pidió a aquellos que se han dedicado a deteriorar su escuela que tengan conciencia de que es ahí donde se educan los niños de su comunidad.

“Nosotros estudiamos ahí, es donde aprendemos cosas como leer. Los vecinos y todos tienen que cuidarla”, expresó.