Personal sanitario de El Tigre se defiende de falsas denuncias

Referencial

Ante las diversas quejas y denuncias por parte de algunas autoridades en contra del personal sanitario que trabaja en el área de COVID del hospital de El Tigre, Anzoátegui, médicos y enfermeras de este centro de salud solicitaron un derecho de palabra al concejo municipal de Simón Rodríguez para defenderse.

Desmintieron que ellos no estén atendiendo a los pacientes contagiados de Coronavirus y que le estén cobrando a los familiares para prestarle servicios que son gratuitos.

Expusieron además que en el hospital centinela Felipe Guevara Rojas sí se presentan serias deficiencias sobre todo en la sala especial donde están internados estos pacientes con COVID-19.

Belkys Sifontes, delegada del sindicato único de empleados públicos de salud, explicó que a diario deben enfrentar trabas burocráticas para la adquisición de medicamentos como el Remdesivir.

En ese sentido, exhortó al Ministerio de Salud que envié este vital medicamento “como debe a las áreas de COVID para tenerlo allí porque nadie puede adquirirlo a 180 dólares que cuesta si lo compra particular en un mercadeo que nosotros no entendemos”.

Aseguró que no son ciertas las denuncias que en contra del personal de salud se hacen sobre la aplicación de los tratamientos. “Siempre se le cumple con el tratamiento a los pacientes de acuerdo al protocolo médico, se le colocan dos frascos el día del inicio y luego uno diario durante 6 días”.

A la aclaratoria de Sifontes se sumó Lenín Quevedo, coordinador del área COVID del hospital de El Tigre, quien agregó que ciertamente confrontan problemas con la llegada a tiempo de las medicinas y tratamientos para estos pacientes y dijo entender que debido a esta situación los familiares “se desesperan”.

Detalló que por ejemplo “un paciente necesita 160 miligramos del anticoagulante, que hace los efectos de inhibir el virus y no permite que se complique, lo que representa entre 8 y 14 ampollas diarias, el Estado sí suministra pero poco y entonces el familiar debe costear el resto y eso es muy costoso”.

El presidente de la comisión de salud del concejo municipal advirtió que continuarán las investigaciones sobre estas denuncias hacia médicos y enfermeras y también supervisarán la farmacia, la contraloría sanitaria y el depósito de medicinas de ese centro de salud.