Perú: Renuncia fiscal y complica revisión de reclamos electorales de Fujimori

Keiko Fujimori, Foto: web

La renuncia al cargo de un magistrado del tribunal que evalúa los reclamos infundados de fraude hechos por Keiko Fujimori para evitar su derrota en las elecciones peruanas dejó este miércoles sin quórum al organismo y complicó las posibilidades para una pronta proclamación de los resultados.

El fiscal Luis Arce, el único de los cuatro magistrados del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que hasta la fecha había apoyado las tesis infundadas de Fujimori sobre un supuesto «fraude», anunció que «declina» al cargo.

La renuncia llega después de que el máximo tribunal electoral del país denegara las primeras diez apelaciones para suprimir unos 200.000 votos planteadas por la candidata derechista.

Sin Arce, el JNE queda sin quórum y no podrá continuar con el proceso de análisis y resolución de las más de 200 apelaciones que en segunda y última instancia debe revisar para poder proclamar al ganador de las elecciones del pasado 6 de junio.

La situación se complica aún más debido a que legalmente Arce no puede dimitir, por lo que el nombramiento de un sustituto será un proceso legal.

Arce «declinó» con una carta en la que utilizó los mismos términos y acusaciones que el fujimorismo hace sistemáticamente sobre el proceso electoral y después de que las resolucines del JNE de la jornada, que sientan un precedente para los cientos de apelaciones que aún faltan por evaluar, fueran un severo revés para la candidata.

Arce, justificó su decisión como una acción para evitar que sus votos en minoría, sean utilizados para convalidar falsas deliberaciones constitucionales que son en realidad decisiones con clara parcialización política.

El supuesto fraude

Al 100 % del escrutinio, Pedro Castillo es el virtual presidente electo al ganar a Fujimori por apenas 44.058 votos, en una estrecha votación donde obtuvo el 50,12 % de votos válidos.

Desde el día posterior a los comicios celebrados el 6 de junio, y cuando veía que su nueva derrota, Fujimori denunció un supuesto «fraude sistemático», basado en presuntas irregularidades en las mesas de votación.

Keiko Fujimori presentó una batería de más de 800 recursos para anular votos de zonas andinas, rurales y pobres donde Castillo tuvo un apoyo aplastante.

La versión del fraude fue descartada por organismos internacionales que supervisaron el proceso, como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

Fuente: El comercio, EFE