Plaza Las Heroínas de Mérida es usada como discoteca

Habitantes del sector Las Heroínas se encuentran molestos ante actos lascivos, música a todo volumen y consumo de bebidas alcohólicas cercano a la Plaza Las Heroínas. Foto: Rossana Mosquera.

Habitantes de los alrededores de la plaza Las Heroínas de la Parroquia “El Sagrario” del municipio Libertador del estado Mérida, se encuentran cansados debido a que desde hace 4 años personas ajenas al lugar les han quitado la paz, convivencia y tranquilidad ciudadana.

Los alrededores de la plaza Las Heroínas es una zona residencial, comercial, hotelera y turística, donde no solo se ve afectada la comunidad, sino también la zona hotelera, pues sus habitantes aseguran que los turistas dejan de alquilar estos espacios de descanso motivado al ruido por el sector.  

Los ciudadanos igualmente denunciaron que el sector de Las Heroínas es usada como baño público, acrecentándose aún más luego de la inauguración del sistema teleférico Mukumbari y la puesta de sombrillas en el lugar.

“Aquí tenemos una discoteca pública desde que se inauguró la plaza Las Heroínas, queremos que se respete este lugar como en las demás plazas sin perjudicar a ningún vecino, aquí no vienen a recreacionarse, vienen es al urinario público y hacer actos lascivos”, aseguró Glenda Quintero, habitante del sector.

Jose Luis Prado, habitante del sector Las Heroínas denunció a Radio Fe y Alegría Noticias que de lunes a domingo algunas personas usan los espacios colocando alto volumen a los equipos de sonido en sus vehículos, aunado al consumo de bebidas alcohólicas y presuntos actos sexuales en plena vía pública.  

“Hay ordenanzas de convivencia ciudadana que deben ser cumplidas, la bulla no nos deja descansar, queremos vivir en paz, hay niños que se paran sonámbulos porque pasan la noche en vela”, aseguró Prado.

Por su parte Magaly Valero lleva 65 años habitando en el sector y jamás había visto esta situación, para ella es insoportable la bulla.

“Los equipos lo colocan a todo dar, hasta compiten con otros vehículos, ¿entonces dónde están las autoridades para que les apliquen multas y hagan cumplir las ordenanzas municipales?, uno se siente impotente porque uno acude a las autoridades y se hacen oídos sordos”, se quejó Valero.

La comunidad mencionó que han recibido apoyo de la policía del estado y Guardia Nacional Bolivariana. Sin embargo, aseguraron que no ha sido factible su recorrido en el lugar, puesto que según sus habitantes los organismos sólo dan una vuelta entre las 10 y 11 de la noche y al retirarse retornan nuevamente las personas a la plaza.