Polimara dice que uno de los detenidos murió de asfixia

Archivo

A raíz de las denuncias que este viernes 30 de octubre, a través de Radio Fe y Alegría Noticias, hicieron familiares de los detenidos en los calabozos de la policía municipal de Mara, al norte del estado Zulia, la junta directiva del organismo emitió un escueto pronunciamiento.

En el texto se manifiesta que al momento de la movilización interna de los privados de libertad, en la ejecución de una jornada de desinfección contra la COVID-19 y revisión de rutina en las salas de retenciones, uno de los procesados sufrió un síndrome convulsivo, con un cuadro febril muy alto, lo que ameritó su trasladado hasta el hospital I de San Rafael de Mara, para la atención médica inmediata.

Explican los policía que “horas después se tuvo conocimiento de su deceso”. Agregan que
practicaron las diligencias correspondientes ante el Ministerio Público y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, “y según se desprende de la necropsia legal la causa de la muerte fue asfixia por broncoaspiración, con antecedente de neumonía bilateral”.

Sin embargo, en la aclaratoria Polimara no suministra la identidad del interno fallecido aunque se compromete a emprender las averiguaciones inherentes al caso.

Este viernes familiares de varios detenidos en este recinto policial denunciaron que tras una situación irregular se había registrado la muerte de dos de ellos. La señora Yésica Pereira revelaba que los funcionarios policiales le habían quemado la ropa a los privados de libertad además de impedir el ingreso de comida y agua que sus familiares le llevaban.

Por su parte, la señora Gaudi Chacín denunció que su esposo Javier Enrique Marruco apareció muerto con signos visibles de varios golpes en su cuerpo.