Por hambre protestaron militares de Fuerte Escamoto

La reducida ración de alimentos que reciben y las fallas de los servicios como el transporte y la electricidad, serían los principales motivos para que efectivos militares protestaran en el Fuerte Escamoto, ubicado en el estado Bolívar.

El portal de noticias El Pitazo menciona a una mujer con el grado de teniente, de quien se sabe solo el apellido (Hidalgo), como la militar que lideró “un reclamo” ante sus superiores inmediatos.

Ante este hecho, funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) se trasladaron hasta el el Fuerte Escamoto en el estado Bolívar e impidieron la salida de los militares que sirven en el mencionado comando.

En la publicación se refiere a este incidente como un alzamiento militar, pero las descripciones apuntan a una inconformidad por los malos servicios, un problema interno que trascendió por el reclamo de una oficial en representación de sus compañeros.

“A Hidalgo le secundaron otros funcionarios militares que presentaron la queja a sus superiores, motivo por el que fue enviada una comisión de la Dgcim al sitio para contenerlos”, reseñó El Pitazo.

Trascendió que algunos militares del Fuerte Escamoto habrían sido presuntamente torturados por funcionarios de la Dgcim.

Antecedentes

Un hecho que sí fue un alzamiento militar en el Fuerte Escamoto ocurrió en mayo de 2019, cuando un grupo de militares, apoyados por factores externos, tomaron el control de las instalaciones militares.

Luego de este hecho, las fuerzas militares leales al presidente Nicolás Maduro cortaron todo tipo de comunicación de los sublevados con el resto del país, para finalmente controlar la revuelta.