¿Por qué no llega el agua a Maracaibo?

“Para abastecernos, nos toca carretear agua en pimpinas o botellones. También tenemos que sacar efectivo de donde no tenemos para poder comprar una pipa de agua”, narró Katy García mientras protestaba en Hidrolago por falta de agua.

Ella junto a sus vecinos del barrio San José, ubicado al este de Maracaibo, llevan 6 meses sin recibir agua potable a través de las tuberías.

Ing. Ausberto Quero

El presidente de la Comisión de Ambiente del Centro de Ingenieros del estado Zulia, Ausberto Quero, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que en la Estación de Bombeo Tulé hay seis bombas, de las cuales solo funcionan cuatro.

Sin embargo, una de ellas funciona a media máquina, razón por la cual ahora se prolongan por días e incluso meses, la llegada del agua nuevamente sin algún cronograma establecido.

Presidente de Hidrolago

Mientras tanto, el presidente de la Hidrológica de Maracaibo, Carlos Rivero, indicó que las fallas eléctricas impiden el bombeo de agua hacia las comunidades. Explicó que en la Estación de Bombeo Tulé se han invertido más de 6 millones de euros para la reparación de fugas y la instalación de equipos para alcanzar su estabilidad eléctrica.

De la mencionada estación se benefician sectores de los municipios Guajira, Mara, Puertos de Altagracia, Miranda y Maracaibo.

Quero explicó que de funcionar las seis bombas al 100%, los problemas serían menores. “Cada bomba es capaz de generar un caudal de 2 metros cúbicos por segundo. En este momento estamos alrededor de los seis metros cúbicos por segundo, de los cuales, a Maracaibo llegan cuatro metros cúbicos por segundo”, indicó.

Agregó que “estamos a 40% de los requerimientos de la necesidad de agua para Maracaibo, por eso vemos que las horas y los tiempos del suministro son entre 5 a 10 horas. A pesar que se ha ampliado el suministro, eso trae incomodidades porque ahora la quitan con más frecuencia”.

El ingeniero recordó que durante la gestión de Freddy Rodríguez en Hidrolago, se compró una séptima bomba, la cual fue desmantelada y solo quedó la fosa para su instalación.

Sin garantía calidad del agua

Ausberto Quero aseguró que hay fallas con los seis sedimentadores que componen la Planta Potabilizadora “Alonso de Ojeda”, mejor conocida como Planta C, lugar donde se realiza el tratamiento al agua que llega a través de los embalses.

Fotografia tomadas por Fe y Alegría en el 2018. Instalaciones de Planta C
Fotografia tomadas por Fe y Alegría en el 2018. Instalaciones de Planta C

 “La sedimentación es aquel proceso cuando entra el agua directamente de los embalses, donde lo pesado va al fondo y lo que es el agua, queda nadando a un posterior proceso restándole los sedimentos que interfieren el proceso de potabilización. La parte de filtración no se ejecuta de buena manera lo que trae retardo en el suministro de agua”, explicó.

Para acelerar el proceso de potabilización se deben aplicar dos químicos: la cloración y la aplicación de sulfato de aluminio.

Durante las lluvias, el agua que llega a Planta C tiende a contener más sedimentos, razón por la cual debe aplicarse mayor cantidad de sulfalto. Quero alertó que los encargados deben tener cuidado y aplicar la dosis establecida para evitar daños mayores.

“En la medida que yo tenga un cuenca con mayor vegetación, estoy minimizando los aportes de sedimentos que van a los embalses y luego a Planta C”, dijo.

Quero resaltó que al recoger agua de tuberías ubicada en cañadas o de tomas ilegales, la calidad de agua no está garantizada.

Aunque no hay boletines epidemiológicos actualizados, a través de la relación entre gremios de salud e ingeniería, manejan datos sobre un repunte de enfermedades estomacales posiblemente del consumo de agua no potabilizada.

El Zulia debe tener un programa de gestión hídrica

“Hay que pensar en un programa de gestión hídrica, que va desde la fuente, la captación del agua, el tratamiento y la distribución”, así lo expresó el ingeniero Quero ante la grave crisis que enfrentan los zulianos por la falta de agua.

El 19 de noviembre del 2018, la gobernación del Zulia decretó en estado de emergencia la distribución de agua. Luego de nueves meses, la situación no ha mejorado.

Ciudadanos recogen agua de una tubería que se encuentra en una cañada ubicada en la autopista Circunvalación N° 1

Sin embargo, expertos en el área aseguran que los problemas con el agua potable iniciaron antes de la crisis eléctrica por falta de mantenimiento.

Hay que destacar que la región zuliana cuenta con 13 cuencas generales como Socuy, Cachirí, Machango, Río Palmar, Pueblo Viejo. Éstas son productoras de agua para los embalses.

A pesar de estos elementos geográficos, la población zuliana no goza un óptimo servicio de agua.

“Hay que poner orden. Los servicios donde funcionan no son gratis, cuestan plata”, puntualizó el ingeniero Quero.