Profanación de tumbas: chatarreros desmantelan Cementerio Municipal de Chirica

77
Foto: Francesca Díaz | Radio Fe y Alegría Noticias.

Familiares de los difuntos que reposan en el Cementerio Municipal de Chirica, en San Félix, municipio Caroní, denunciaron el estado de abandono y enmontamiento que presenta el camposanto, así como el incremento en los índices de profanación de las tumbas por parte de personas que extraen las cabillas usadas para la estructura de los sepulcros y las venden como chatarra. 

Desde que se entra al cementerio municipal se aprecia el estado de abandono en el que permanecen sus calles. Incluso el primer tramo se mantiene enmontado y con basura en los alrededores de las lápidas.

Sin embargo, la imagen más impactante es la de los restos de los difuntos al descubierto, debido a la profanación de las tumbas. Este medio contabilizó más de cinco cadáveres despojados de sus féretros solo en los primeros metros del camposanto. 

Usuarios entrevistados por Radio Fe y Alegría Noticias afirmaron que la profanación de tumbas ocurren prácticamente todos los días. Asimismo, refirieron que no hay patrullaje ni seguridad en el lugar por lo que se frecuentemente roban a los visitantes. 

“Yo tengo tiempo viniendo cuando mi señora cumpleaños o los domingos. Ellos limpian solo el primer tramo, más adentro eso es un desastre. La gente no se puede meter para allá porque roban. Uno siente preocupación, tengo a mi esposa metida allí, aunque no sé si estará allí todavía. Aquí te entierran y luego te sacan y te botan para vender los espacios. Ahorita está medio limpio por el Día de las Madres, pero ven dentro de un mes. Esas limpiezas no son constantes. Aquí hay muchos asaltos. Si caminan para adentro, verán que es puro monte. Hay que venir en grupo y estar viendo para todos lados”, indicó José Miguel, pariente que prefirió reservar su apellido.

La mañana de este martes, una madre estalló en llanto al descubrir la lápida de su hija totalmente rota. Semanas antes, llevó un ramo de rosas, las preferidas de su familiar y, en menos de media hora, fueron robadas de los floreros. Entre sollozos, lamentó no poder tener un espacio de convivencia e intimidad con su familiar, debido a la falta de patrullaje y mantenimiento del espacio. 

“La tumba de mi hija está destrozada y con suerte que no la dejaron peor y no se robaron la urna. Yo tuve esa suerte, pero a muchos le sacan hasta la urna. Tú te metes por allí y ves urnas rotas. ¿Tú sabes lo que le destroza el corazón eso a uno? No, vale. Hago un llamado a las autoridades, que se ocupen un poquito. ¿Ellos no tienen familia, que no les duele ver este cementerio como está? Y eso que estamos en el primer tramo. Esto sucede y yo no creo que las personas que se la pasan aquí no sepan que esto está sucediendo. Todos son cómplices de eso porque se roban las cosas para fumar sus porquerías porque para eso han agarrado este sitio. No es posible vale”, denunció la afectada entre lágrimas. 

Desmantelamiento de urnas 

En entrevista con la directora del cementerio municipal, Elizabeth González, la autoridad del camposanto declaró que, a pesar de que existen rutas de patrullaje, el espacio es demasiado amplio y se hace difícil hacer inspecciones completas. Por el momento, el ente designado para esta labor es Patrulleros de Caroní. 

Asimismo, González indicó que las profanaciones son ejecutadas por personas dedicadas a la venta de chatarra, quienes abren los féretros para robar las cabillas estructurales y después venderlas. 

“Son personas que perdieron la cultura. Hasta para pasar por encima de una tumba se debe pedir permiso. Nosotros tenemos seguridad por parte de Patrulleros de Caroní, pero por la magnitud del espacio, tenemos cuatro sectores: Francisco de Miranda, El Tubo y Ciudad Bendita. Además, de otros sectores también vienen a hacer profanación. Hay adolescentes y parejas haciendo esto. Esto no es de ahora, tiene años. Pero ahora se ha intensificado porque las personas dicen que tienen que mejorar su situación económica. Uno de los materiales requeridos son las cabillas, entonces le sacan las cabillas para venderlas en las chatarreras. Tenemos denuncia en Fiscalía, Patrulleros de Caroní, Cicpc… Han agarrado a varios con lotes de cabillas, pero en la tarde esto queda solo. En la mañana no podemos hacer tantos recorridos, somos 11 funcionarios, pero es una magnitud de terreno muy amplia. Lo que se comenta es que es por la situación económica, que tienen que subsistir y comprarle una harina pan a sus hijos”, expresó González. 

A pesar de las múltiples denuncias, las autoridades locales continúan sin tomar acciones definitivas para que cesen las profanaciones en el camposanto. Este espacio es competencia de la Alcaldía de Caroni. La inacción y falta de respuesta por parte del ayuntamiento ha suscitado que el índice de profanaciones se incremente en el lugar.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.